Relato para el 1º de Mayo

CCOOAytoleganes
Ha pasado ya un año del anterior Primero de Mayo día internacional de los trabajadores y en aquellos momentos estábamos pendientes de José, Raúl, Tomás, Enrique, Rodolfo, Edgar, Armando y Jerónimo. Los Ocho de Airbus, involucrados en el caso judicial de más relevancia para los sindicatos desde el proceso contra la cúpula de CCOO en 1972.

Hoy estamos pendientes de los juzgados y las cárceles, viendo como la corrupción es tema de máxima preocupación para la sociedad después del paro y motivo también de las convocatorias sindicales para este 1 de Mayo. Los ladrones y los corruptos de los distintos gobiernos amenazan el sistema democrático y convierten en lucro personal el dinero de todos los ciudadanos que debió ser para Educación, pensiones o ayudas sociales.

La corrupción ha llegado a dimensiones insoportables y este 1 de Mayo pasa a primer plano. Debemos acabar con ella de inmediato. La lucha contra la corrupción debe ser una prioridad. Aún podemos construir escuelas y recomponer el estado del bienestar colocando a las personas como lo principal. Es hora de mandar a este gobierno de sinvergüenzas y ladrones ¡A la Mierda!.

Después de este desahogo, os dejo un pequeño texto del libro El origen del Mundo, de Eduardo Galeano. Una pequeña reliquia literaria para conmemorar desde aquí este 1 de Mayo.


Hacía pocos años que había terminado la guerra de España y la cruz y la espada reinaban sobre las ruinas de la República. Uno de los vencidos, un obrero anarquista, recién salido de la cárcel, buscaba trabajo. En vano revolvía cielo y tierra. No había trabajo para un rojo. Todos le ponían mala cara, se encogían de hombros o le daban la espalda. 
Con nadie se entendía, nadie lo escuchaba. El vino era el único amigo que le quedaba. Por las noches, ante los platos vacíos, soportaba sin decir nada los reproches de su esposa beata, mujer de misa diaria, mientras el hijo, un niño pequeó, le recitaba el catecismo.
Mucho tiempo después, Josep Verdura, el hijo de aquel obrero maldito, me lo contó. Me lo contó en Barcelona, cuando yo llegué al exilio. Me lo contó: él era un niño desesperado que quería salvar a su padre de la condenación eterna y el muy ateo, el muy tozudo, no entendía razones. 
-Pero, papá – le dijo Josep, llorando -. Si Dios no existe, ¿quién hizo el mundo?
-Tonto – dijo el obrero, cabizbajo, casi en secreto -.
 Tonto. Al mundo lo hicimos nosotros, los albañiles.

¡A la mierda!

Fotografia_AbueloharaReflexiones.
Desde el cabreo.
Acertadas o no...,   aquí las dejo:

¡A LA MIERDA! 


No dejo de preguntarme por que regla de tres los españoles sostenemos un gobierno corrupto con nuestros votos una y otra vez. De que manera nos mantienen en la ceguera o la ignorancia. No entiendo porque consagramos la corrupción como nuestro sistema político con nuestros votos o nuestros silencios. Ya no me cabe ninguna duda y los nacidos para la gloria, los presentados como honestos salvadores de la patria y de los españoles nos han engañado a todos.


Me jode enormemente ver como los corruptos, gozan de una vida muy superior a la nuestra y con unos privilegios fuera de duda cuando a golpe de teléfono, de un día para otro, charlan "de lo suyo" en el despacho de un Ministro o de un Secretario de Estado y cuando se les pilla, salen indemnes de las críticas sociales o de la prensa haciendo uso de su falta de vergüenza, su cinismo, su descaro y sus mentiras.

Fotografia_AbueloharaNos han robado y en sus cuentas están los millones de la sanidad, la educación, la cultura o la justicia. Está nuestro dinero, lo ahorrado para pensiones o para ayudas sociales y cuando se lo hemos gritado en las movilizaciones, cuando se lo hemos dicho en el congreso o en las calles, se han reído de nosotros en nuestra cara. Los corruptos hijos de puta no merecen nuestro voto, no merecen gobernar España.

No creo que la solución sea contemplar la corrupción desde la barrera y ver como siguen construyendo campos de golf ilegales mientras damos clase a nuestros hijos en barracones. Es mentira y ahora lo vemos con claridad antes los jueces, cuando decían defender España la democracia y los derechos de los ciudadanos, estaban robando y llevándose a suiza el dinero de la dependencia.

Fotografia_AbueloharaMe parece el momento de limpiar de mierda el Congreso y considero la única opción posible acabar con las tramas, las mafias, la basura, las subvenciones, los blanqueos, las prevaricaciones, las comisiones, los sinvergüenzas, las evasiones de impuestos, los ladrones, los sobres y talonarios, los corruptos y los hijos de puta, para construir sobre toda esta basura un verdadero gobierno por y para los ciudadanos. Entre gente honrada que somos muchísimos más.

fotografia_AbueloharaRecuperemos, con la ayuda de todos, de los tribunales y la sociedad en su conjunto, aquello que nos han robado. Los huesos de los corruptos y sus conciencias a la cárcel y sus bienes y cuentas bancarias en paraísos fiscales devueltos a la sociedad a la que fueron sustraídas. Tenemos la posibilidad de volver a levantar escuelas, colegios y universidades, recuperar los hospitales y trabajar por el bien común ayudando a quien lo necesita, pero para ello debemos acabar de una puñetera vez con todos estos sinvergüenzas que nos gobiernan.

Me viene a la memoria el relato sobre "La honradez en el país de los corruptos" de Italo Calvino, que hace más de treinta años ya nos retrató. Somos honrados y no merecemos que nos gobiernen ladrones. Si callamos y les votamos, seremos cómplices. Ya no caben más dudas. Los corruptos están arriba porque les mantenemos ahí.
Es hora de mandarlos ¡a la mierda!.

.
Leer más...

La honradez en el país de los corruptos (Italo Calvino)

Un_pais_corrupto
Tiene más de treinta años, pero este texto pudiera haber sido escrito ahora mismo, en este país donde sinvergüenzas y corruptos alcanzan el gobierno con mentiras, votos y silencios. Un gobierno al que va siendo hora de mandar ¡A la mierda!.





Corrupcion-Italo_CalvinoApólogo de la honradez en el país de los corruptos - Italo Calvino.

(La Repubblica, 15.3.1980)


Había un país sostenido por lo ilícito. No era que faltaran leyes, ni que el sistema político no estuviera basado en principios que más o menos todos decían convivir. Pero este sistema, articulado alrededor de un gran número de centros de poder, necesitaba desmesurados recursos financieros (los necesitaba porque cuando uno se acostumbra a disponer de mucho dinero ya no es capaz de concebir la vida de otra manera) y tantos medios se podían obtener tan solo ilícitamente, es decir pidiéndoselos a quienes los tenían, a cambio de favores ilícitos. Mas el que podía dar dinero a cambio de favores, en general ya había conseguido ese dinero mediante otros favores previos, por lo que resultaba un sistema económico en cierto modo circular y no carente de cierta armonía.

Aunque se financiaran por estas vías ilícitas, ninguno de los centros de poder era siquiera rozado por sentimientos de culpa, ya que para la moral interna todo lo que se hacía por el interés del grupo era lícito. Más aún, benéfico, porque cada grupo identificaba el propio poder con el bien común; la ilegalidad formal, por lo tanto, no excluía una superior legalidad sustancial.

Es verdad que en toda transacción ilícita a favor de entidades colectivas es usual que una cierta porción se quede en manos de personas particulares, como merecida recompensa a las indispensables diligencias realizadas en la mediación y consecución del dinero: así que el acto ilícito que para la moral interna del grupo era lícito, implicaba dejar un pequeño margen de acto ilícito incluso para esa moral. Pero, bien mirado, el particular que llegaba a embolsarse una comisión individual tomándola de la comisión colectiva, estaba seguro de que si había conseguido una ganancia personal era para poder obtener una ganancia colectiva, es decir que podía convencerse sin ninguna hipocresía de que su conducta no sólo era lícita sino también benéfica.

Este país tenía también, al mismo tiempo, un dispendioso presupuesto oficial alimentado por los impuestos sobre cualquier actividad lícita, y financiaba lícitamente a todos aquellos que lícita o ilícitamente lograban hacerse financiar. Como en aquel país nadie estaba dispuesto no digamos a quebrar sino siquiera a tener que poner algo de su parte (y no se ve en nombre de qué se podría pretender que alguien tuviera que poner lo suyo), las finanzas públicas se dedicaban a reintegrar lícitamente, en nombre del bien común, los huecos dejados por las actividades ilícitas, que también se hacían en nombre del bien común.

El cobro de los impuestos, que en otras épocas y civilizaciones era capaz de estimularse haciendo un llamado a los deberes cívicos, aquí volvía a ser con claridad un acto de fuerza (igual a lo que pasaba en ciertas localidades, donde además del cobro por parte del Estado existía también el que hacían algunas organizaciones armadas o mafiosas), acto de fuerza al que el contribuyente se resignaba para evitar mayores daños, a pesar de sentir _en lugar del alivio de la conciencia tranquila_ la desagradable sensación de una complicidad pasiva con la mala administración de la cosa pública y con los privilegios de las actividades ilícitas, por lo general exentas de toda carga impositiva.

Una que otra vez, cuando uno menos se lo esperaba, un tribunal resolvía aplicar la ley, provocando pequeños terremotos en algunos centros de poder e incluso arrestos de personas que habían tenido hasta ese momento sus buenas razones para considerarse intocables. En estos casos, la sensación prevaleciente, en lugar de la satisfacción por el triunfo de la justicia, era la sospecha de que se trataba de un ajuste de cuentas de un centro de poder contra otro centro de poder. Por esto se hacía difícil establecer si las leyes, a estas alturas, se podían usar solamente como armas tácticas y estratégicas en las batallas internas entre los distintos intereses ilícitos, o bien si los tribunales _para legitimar sus tareas institucionales_ estaban obligados a demostrar que también ellos eran centros de poder con intereses ilegítimos como todos los otros.

Naturalmente, una situación así era propicia también para las bandas de delincuentes de tipo tradicional, que con los secuestros, los asaltos a bancos y tantas otras actividades más modestas que llegaban hasta el simple carterazo, se insertaban como un elemento imposible de prever en el carrusel de los billones, haciéndole desviar a veces su camino hacia recorridos subterráneos, desde donde tarde o temprano volvían a salir bajo mil formas inesperadas de capitales lícitos o ilícitos.

Como opositoras al sistema, ganaban terreno las organizaciones del terror que, usando los mismos medios para financiarse de los ilegales de siempre, y con un bien dosificado cuentagotas de asesinatos distribuidos entre todas las categorías de los ciudadanos, ilustres y oscuros, se proclamaban como única alternativa global al sistema. Pero el verdadero efecto que tenían sobre el sistema era el de reforzarlo hasta volverse ellas mismas su puntal indispensable, el que confirmaba la convicción de que éste era el mejor sistema posible y de que no debía cambiar en nada.

Así, todas las formas de lo ilícito, desde las más divertidas hasta las más feroces, se aglomeraban en un sistema que tenía su estabilidad, solidez y coherencia, y en el que muchísimas personas podían hallar su propio provecho práctico sin perder la ventaja moral de sentirse con la conciencia tranquila. Los habitantes de aquel país habrían podido declararse, pues, unánimemente felices, de no haber sido por una categoría de ciudadanos _de todos modos bastante numerosa_ a los que no se sabía bien qué papel atribuir: los honrados.

Los honrados eran como eran no por algún motivo en especial (no podían ampararse en grandes principios ni patrióticos, ni sociales, ni religiosos, que ya no tenían curso); eran honestos por costumbre mental, por condicionamiento, por tic nervioso… En última instancia, eran así y no podían hacer nada si las cosas que de veras les importaban no se podían valorar directamente en dinero, si su cabeza funcionaba siempre según esos anticuados mecanismos que relacionan la ganancia con el trabajo, la estima con el mérito, la propia satisfacción con la satisfacción de otras personas.

En aquel país de gentes que se sentían siempre con la conciencia tranquila, ellos eran los únicos que vivían siempre preocupados, preguntándose a cada instante lo que deberían haber hecho. Sabían que sermonear con la moral a los demás, indignarse, predicar la virtud, son cosas que todos aprueban con gran facilidad, de buena o de mala fe. Para ellos, el poder no era suficientemente interesante como para soñar con él (por lo menos ese tipo de poder que les interesaba a los otros); no se hacían ilusiones de que en otros países no existieran las mismas lacras, aunque estuvieran mejor escondidas; y no tenían esperanzas de una sociedad mejor porque sabían que lo más probable, siempre, es que las situaciones tiendan a empeorar.

¿Tenían que resignarse a la extinción? No, el consuelo de ellos consistía en pensar que del mismo modo como al margen de todas las sociedades, durante milenios, se había perpetuado una antisociedad de delincuentes, carteristas, ladronzuelos, estafadores, una antisociedad que nunca había tenido ninguna pretensión de convertirse en la sociedad, sino únicamente la de sobrevivir en los pliegues de la sociedad dominante y la de afirmar su propia manera de existir a contravía de los principios consagrados, así también la antisociedad de los honrados tal vez sería capaz de persistir todavía por siglos, al margen de los hábitos corrientes, sin otra pretensión que la de vivir su propia diversidad, la de sentirse distintos de todo el resto, y de este modo a lo mejor habría acabado por significar alguna cosa, algo esencial para todos, por ser una imagen de algo que las palabras ya no saben nombrar, de algo que todavía no ha sido dicho y todavía no sabemos qué es.


No es hora de mandar ¡A la mierda! a tanto corrupto?
Leer más...

Marcha por la "Vía Verde Leganés - Alcorcón - Madrid"

Via_Verde_Leganes
En los años 90 en España comenzaron las iniciativas para recuperar miles de kilómetros de líneas ferroviarias que dejaron de utilizarse por unos u otros motivos y que representaban en muchas ocasiones unos trazados estupendos para recuperar itinerarios entre localidades o que discurrían por espacios o comarcas de interés. Estas infraestructuras ahora se convierten en espacios para el disfrute.

Se comenzaron a denominar Vías Verdes por representar una manera de impulsar y promover espacios para la movilidad sostenible y la práctica del paseo, la bicicleta o el deporte, recuperando ser antiguos trazados de vías férreas que además lo normal es que su desnivel sea escaso y por tanto muy interesante y atractivo para personas con movilidad reducida, pequeños o ancianos. Sería estupendo que Leganés, una ciudad que se distingue en su entorno por sus Parques y zonas verdes, consiguiera unirse a Madrid o Alcorcón con este tipo de trazados.

Via_Verde_LeganesEn Leganés, muchos recordaréis la vía militar que atravesaba el barrio de San Nicasio para unir el trazado de la línea Madrid - Badajoz desde la estación de Leganés, hasta los cuarteles militares de cuatro vientos y carretera de extremadura. Desde su abandono en el año 2002, el trazado urbano se recuperó convertido en el paseo peatonal de Paquita Gallego y desde hace algunos años la intención es recuperar el resto del trazado como vía verde que una la localidad de Leganés con Alcorcón y Madrid.
Via_Verde_Leganes
El camino recorre unos diez kilómetros del antiguo trazado del ferrocarril Parque de Polvoranca, el Parque Lineal de Butarque, el Parque de Arroyo Culebro o Bosque Sur y unirse además a otras iniciativas en marcha como la Vía Verde de Móstoles a Almorox, Casa de Campo y Río Guadarrama.
desde la estación de Metrosur y Cercanías Leganés Central, pasando por el nuevo barrio de Solagua y cerca del parque lineal, por el parque de las Presillas hasta Cuatro Vientos. Esta vía en su trazado también podría enlazar con espacios como el

Via_Verde_LeganesDesde hace años hay colectivos y asociaciones ocupados en promover el desarrollo de esta Vía Verde. Asociaciones de vecinos de Madrid, de "Las Águilas" en Alcorcón o "San Nicasio" en Leganés, junto con "Ecologistas en Acción" han encabezado la lucha a la que vecinos y vecinas y otros grupos como en Leganés "Salvemos Polvoranca" o la asociación de vecinos "Barrio Centro" se van sumando poco a poco a este estupendo proyecto. En los últimos años, después de las elecciones del 2015 se reforzó con una campaña de recogida de firmas en Change.org o la moción del grupo municipal Leganemos que el Pleno del Ayuntamiento de Leganés aprobó por unanimidad. 

Desde esta plataforma por la Vía Verde de Leganés se nos llama a vecinos, asociaciones, grupos, partidos políticos o administraciones a trabajar para hacer de este proyecto una realidad y recuperar espacios para el bienestar y el beneficio de las personas. Una estupenda manera de facilitar la movilidad sostenible interurbana entre Leganés, Alcorcón y Madrid tanto para el ocio como para el desplazamiento por trabajo u otros motivos.

Via_Verde_Leganes
Pincha para ampliar
En esta línea, estamos convocados todos y todas a participar en la "Marcha por la Vía Verde de Leganés - Alcorcón - Madrid" el día 7 de Mayo a las 11 de la mañana, saliendo de la estación Leganés Central (salida C/ Cobre).

Aquí tenéis el cartel para que podáis también servir de eco a la iniciativa y difundir. Recuperar espacios verdes para la movilidad sostenible es avanzar para un futuro mejor.
Nos vemos.




.
Leer más...

Objetivos Nikon - Manuales de usuario

Fotografia_Nikon
"Manuales de usuario de los objetivos Nikon", tanto para DX como FX, distribuidos por categorías. Enlaces al centro de descargas de los respectivos manuales para 81 productos Nikon y algunas revisiones particulares con las especificaciones de los que he tenido la oportunidad de probar con mi Nikon D7100.

En otro artículo de este blog tenéis los "Manuales de las Cámaras Nikon serie D" y ahora los de las lentes y objetivos de la marca. Unos manuales que en ambos casos interesa leer para un mejor uso y para conocer la descripción y las instrucciones de estos productos. Los enlaces te envían al Centro de descargas para visualizar o bajarte el manual en PDF.


ESTÁNDAR

AF NIKKOR 50mm f/1.8D
AF NIKKOR 50mm f/1.8D (Revisión)
AF-S NIKKOR 50mm f/1.4G
AF-S NIKKOR 50mm f/1.8G
AF-S NIKKOR 50mm f/1.8G (Special Edition)
AF-S NIKKOR 58mm f/1.4G
AF-S NIKKOR 85mm f/1.4G
AF-S NIKKOR 85mm f/1.8G



TELEOBJETIVOS FOCAL FIJA

AF NIKKOR 180mm f/2.8D IF-ED
AF-S NIKKOR 105mm f/1.4E ED
AF-S NIKKOR 200mm f/2G ED VR II 
AF-S NIKKOR 300mm f/2.8G ED VR II
AF-S NIKKOR 300mm f/4E PF ED VR
AF-S NIKKOR 300mm f/4D IF-ED
AF-S NIKKOR 400mm f/2.8E FL ED VR
AF-S NIKKOR 400mm f/2.8G ED VR
AF-S NIKKOR 500mm f/4E FL ED VR
AF-S NIKKOR 500mm f/4G ED VR
AF-S NIKKOR 600mm f/4E FL ED VR
AF-S NIKKOR 600mm f/4G ED VR
AF-S NIKKOR 800mm f/5.6E FL ED VR



GRAN ANGULAR FOCAL FIJA

AF NIKKOR 14mm f/2.8D ED
AF NIKKOR 20mm f/2.8D
AF NIKKOR 24mm f/2.8D
AF NIKKOR 28mm f/2.8D
AF-S DX NIKKOR 35mm f/1.8G
AF-S NIKKOR 20mm f/1.8G ED
AF-S NIKKOR 24mm f/1.4G ED
AF-S NIKKOR 24mm f/1.8G ED
AF-S NIKKOR 28mm f/1.8G
AF-S NIKKOR 35mm f/1.4G
AF-S NIKKOR 35mm f/1.8G ED
AF-S NIKKOR 35mm f/1.8G ED (Revisión)



ZOOM GRAN ANGULAR

AF-S DX NIKKOR 10-24mm f/3.5-4.5G ED
AF-S DX NIKKOR 12-24mm f/4G IF-ED
AF-S NIKKOR 14-24mm f/2.8G ED
AF-S NIKKOR 16-35mm f/4G ED VR
AF-S NIKKOR 17-35mm f/2.8D IF-ED
AF-S NIKKOR 18-35mm f/3.5-4.5G ED



ZOOM

AF NIKKOR 24-85mm f/2.8-4D IF
AF-P DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G
AF-P DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G VR
AF-S DX NIKKOR 16-80mm f/2.8-4E ED VR
AF-S DX NIKKOR 16-85mm f/3.5-5.6G ED VR
AF-S DX NIKKOR 16-85mm f/3.5-5.6G ED VR (Revisión)
AF-S DX NIKKOR 18-105mm f/3.5-5.6G ED VR
AF-S DX NIKKOR 18-140mm f/3.5-5.6G ED VR
AF-S DX NIKKOR 18-140mm f/3.5-5.6G ED VR (Revisión)
AF-S DX NIKKOR 18-200mm f/3.5-5.6G ED VR II
AF-S DX NIKKOR 18-300mm f/3.5-5.6G ED VR
AF-S DX NIKKOR 18-300mm f/3.5-6.3G ED VR
AF-S DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G VR
AF-S DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G VR II
AF-S DX NIKKOR 17-55mm f/2.8G IF-ED
AF-S DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G ED II
AF-S DX NIKKOR 18-55mm f/3.5-5.6G ED II (Revisión)
AF-S NIKKOR 24-120mm f/4G ED VR
AF-S NIKKOR 24-70mm f/2.8E ED VR
AF-S NIKKOR 24-70mm f/2.8G ED
AF-S NIKKOR 24-85mm f/3.5-4.5G ED VR
AF-S NIKKOR 28-300mm f/3.5-5.6G ED VR



TELEOBJETIVOS ZOOM

AF NIKKOR 80-200mm f/2.8D ED
AF-P DX NIKKOR 70-300mm f/4.5-6.3G ED
AF-P DX NIKKOR 70-300mm f/4.5-6.3G ED VR
AF-S DX NIKKOR 55-200mm f/4-5.6G ED VR II
AF-S DX NIKKOR 55-300mm f/4.5-5.6G ED VR
AF-S DX NIKKOR 55-300mm f/4.5-5.6G ED VR (Revisión)
AF-S DX VR NIKKOR 55-200mm f/4-5.6G IF-ED
AF-S NIKKOR 200-400mm f/4G ED VR II
AF-S NIKKOR 200-500mm f/5.6E ED VR
AF-S NIKKOR 200-500mm f/5.6E ED VR (Revisión)
AF-S NIKKOR 70-200mm f/2.8E FL ED VR
AF-S NIKKOR 70-200mm f/2.8G ED VR II
AF-S NIKKOR 70-200mm f/2,8G ED VR II (Revisión)
AF-S NIKKOR 70-200mm f/4G ED VR
AF-S NIKKOR 80-400mm f/4.5-5.6G ED VR
AF-S VR NIKKOR 70-300mm f/4.5-5.6G IF-ED
AF-S VR NIKKOR 70-300mm f/4.5-5.6G IF-ED (Revisión)



OBJETIVOS MICRO

AF-S DX Micro NIKKOR 40mm f/2.8G
AF-S DX Micro NIKKOR 85mm f/3.5G ED VR
AF-S Micro NIKKOR 60mm f/2.8G ED
AF-S VR Micro-NIKKOR 105mm f/2.8G IF-ED
AF-S VR Micro-NIKKOR 105mm f/2.8G IF-ED (Revisión)



OBJETIVOS PC (Control de Perspectiva)

PC NIKKOR 19mm f/4E ED
PC-E Micro NIKKOR 85mm f/2.8D
PC-E Micro NIKKOR 45mm f/2.8D ED
PC-E NIKKOR 24mm f/3.5D ED



OJO DE PEZ

AF DX Fisheye-Nikkor ED 10.5mm f/2.8G



TELECONVERSORES

AF-S Teleconverter TC-14E III
AF-S Teleconverter TC-17E II
AF-S Teleconverter TC-20E III


Si lo deseas, puedes descargar los catálogos:



.
Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
imagen_camara_subir