A mi tía Tere

Tia Tere y mama
Como en un suspiro se ha ido. Se ha marchado en silencio, del mismo modo en que vivió, en un día triste y lluvioso, desagradable, como la propia muerte.

Se ha ido sin levantar la voz, sin molestar a nadie, sin perder la sonrisa y las buenas palabras. Ella siempre pensó en los demás, los que se fueron y los que aún por aquí andamos.

Siempre me llamaba "Paquito", sin tener en cuenta los años, como si el tiempo se hubiera detenido cuando jugaba de pequeño en el patio de la casa. Siempre me sentí de algún modo protegido por ella.

Estos días ya andaba pendiente del menú de la nochebuena. Pensando en volver a vernos un año más y llenarnos la tripa con su buena cocina y el corazón con sus mimos y caricias. No hemos tenido tiempo esta vez, solo espero que mi tía Tere supiera que la queremos y que nunca nos olvidaremos de ella. La vida y el tiempo no cesan y tarde o temprano cenaremos juntos de nuevo.

Ya está con mamá, las dos luciendo sonrisa y brillando fuerte allá arriba, como dos enormes y preciosas estrellas alumbrando nuestro oscuro camino. Siempre he pensado que desde allí lejos me pueden oír.

No hay modo en que la muerte no duela. No hay manera de pasar de puntillas a su lado. Este año, esta noche y muchas otras cuando cenemos, el nudo en el pecho será mayor, ahora también por ella. Están juntas, también ella que aunque descansa en el mar desde hace un tiempo, estará esperando para abrazarla junto a su hermana allí a lo lejos y aquí, en nuestro corazón y recuerdo. Te echaremos de menos.

Hasta siempre tía. Te queremos.

La Lluvia (Poema y fotografía)

Lluvia_poema-fotografia



Dicen que la lluvia es eso que pone más juntos a los que están juntos, más lejos a los que están lejos y más solos a los que están solos….

Quizá por eso me guste tanto besarte mientras nos mojamos.


Leer más...

Las muertes de María

MachismoCuando muere María muere la hija de Juan y Rocío,  muere la hermana de Carlos,  y también la mejor amiga de Ana Villares, con la que paseaba cada viernes por Reforma. Mueren también cuando muere María la amiga de Violeta, la de Marga, la de Juancar y Simón. Y muere la mujer a la que Peralta más quiso, a la que hoy pierde por segunda vez, y a la que aún abraza en silencio cuando duerme, a pesar del tiempo transcurrido y los consejos. 
Cuando muere María muere también la mujer que cada tarde, entre las cuatro y las seis, paseaba con prisa a un perrito desclasado por el parque que está pegado a la radial, y muere la joven atractiva aunque un poco bizca pero muy correcta de la que Héctor Salvarroja, conductor de la línea 12 del Interurbano, hablaba a menudo a sus compañeros de ruta y a la que nunca invitó a tomar un refresco en la terracita de La Particular,  como él habría querido, porque le faltó el arrojo necesario para hacerlo. 
Cuando muere María mueren una compañera de cadena de montaje silenciosa, siete vecinas, doce conocidas, la paciente favorita de un dentista y un amor callado, tan secreto que por más que nos empeñemos nunca sabremos una palabra más de él. 
Cuando muere María sucede, en realidad, un genocidio del que la humanidad no se recuperará jamás. Sus cadáveres, la suma feroz de sus ausencias, caben sin problemas en el ataúd de gama media sobre el que su madre llora hoy desconsolada las muertes de María. No hay espacio en el mundo, sin embargo, que pueda contener su dolor.
LAS MUERTES DE MARÍA (Fernando León de Aranoa)


Viene al caso. Un año más. Porque de nuevo es 25 de noviembre, el "Día internacional contra la violencia de genero", el día en que una vez más recordamos a tantas y tantas mujeres víctimas del machismo en nuestro país y en todo el mundo. Mañana o pasado, ya nadie se acordará de ello excepto si aparece un nuevo titular al ser asesinada de nuevo alguna mujer o desgraciadamente la sangre nos salpica de cerca al conocerla.

Por eso hoy, igual que antes, me gustaría que leyeras este microrelato del libro "Aquí yacen dragones" de Fernando León de Aranoa, para ver si así, de una manera simple somos capaces de comprender que cuando María muere asesinada, morimos todos y que nuestra cobardía y silencio cotidiano no es más que el cómplice necesario para que los machistas sigan asesinando.

Me gustaría también que este artículo en mi blog sirviera para mostrar mi condena al doloroso asesinato de ayer en la vecina localidad de Fuenlabrada. Alía Díaz tenía 26 años y fue asesinada "presuntamente" por el hombre que hasta ese momento era su pareja. La degolló con un arma. Estaba embarazada en ese momento. (Noticia)

Un nuevo 25 de Noviembre "Día internacional contra la violencia machista" porque Alía, María, ellas y nosotros, todos, seguimos siendo ASESINADOS. Que nunca debamos escribir esta "Carta a mi compañera muerta".

.
Leer más...

Excursión a Esauira

Fotografia-Esauira-Abuelohara
Quizá no hayas nunca oído hablar de esta ciudad portuaria marroquí situada en la costa atlántica. Quizá sí, por ser un lugar balneario excepcional y por su reserva natural en la isla Mogador, o por su Medina declarada por la UNESCO patrimonio de la humanidad que alberga anualmente el Festival Gnaua de Essaouira, sinónimo de músicas del mundo que atrae a miles de visitantes, o por los aventureros y artistas como Frank Zappa, Jimi Hendrix u Orson Welles que llegaron hasta aquí, o por practicar el surf o el Kite surf.

Fotografia-Esauira-Abuelohara

Si no es así, no sabes lo que te pierdes. Esauira, en bereber ⵎⵓⴳⴰⴷⵓⵔ Mugadur, en árabe, الصويرة Aṣ-Ṣawīra; en francés, Essaouira es un maravilloso lugar si visitas Marruecos y una posibilidad estupenda de excursión si como nosotros has hecho una escapada de "4 días en Marrakech". Deja un día de tu viaje para visitar esta ciudad de los vientos y en el camino poder ver las cooperativas de mujeres que comercian con el aceite de Argan y como no, las famosas cabras trepadoras de árboles.

Fotografia-Esauira-AbueloharaAquí comprobamos que los vendedores prefieren alejarse de la tensión del regateo. La Medina es especialmente tranquila y agradable en esta época y pudimos pasear sin agobios y mirar los productos tranquilamente sin que enseguida te abordaran como en Marrakech. Las calles son más anchas y las tiendas se mezclan con los pequeños talleres.

Fotografia-Esauira-AbueloharaLos “souiri” son maestros en orfebrería, marquetería y ebanistería, sobretodo de la madera de “thuya” y algunos recuerdos nos hemos traído de allí. Preguntar a Merche y sus pulseras de una pequeña ebanistería junto a los muros. La pesca es un sector de actividad importante gracias a su puerto pesquero donde hemos visto un enorme número de barcas de pesca, el corazón de Esauira se encuentra en sus artesanales astilleros, únicos en el mundo y los pudimos ver trabajando.

Fotografia-Esauira-Abuelohara



Vimos sus puertas monumentales, Bab Sbâa, Bab Marrakech y Bab Doukhala. A diferencia de Marrakech, se ven pocos vehículos a motor. Los muros son rojizos, las paredes de las casas blancas y en las puertas y ventanas predomina el azul bereber. Sencillamente precioso. Nos perdimos por sus calles del barrio judío al igual que en el Mellah de Marrakech y paseamos por las calles del zoco. Como siempre, fui haciendo fotografías y puedes verlas en este artículo.

Fotografia-Esauira-AbueloharaTomamos un té a la menta riquísimo en unos veladores en la calle mientras veíamos pasar a la gente, el local estaba decorado con litografías de Jimi Hendrix y carteles de los festivales de  Gnaua. Por supuesto nos hemos traído la memoria gráfica en fotografía. En el mercado de Souk el Jdid donde se alinean todos los vendedores, puestos de verduras, de especias y de carne así como el mercado de pescado, compramos unas aceitunas que no desmerecen nada a las nuestras y además era la hora y el estómago quedó agradecido.

Fotografia-Esauira-AbueloharaPara comer hay mil sitios. Nosotros decidimos hacerlo en La Rencontre, un restaurante con una buena comida y unas bonitas vistas desde la terraza al mar y las murallas de la ciudad. Después de un paseo para bajar la comida y tomar un café en Le Chalet de la Plage, volvimos tranquilamente en nuestro transporte a Marrakech para cenar y salir un rato a la Plaza de Jemma El Fna.



ALGUNAS FOTOGRAFÍAS MÁS DE ESAUIRA
* Pinchando en las imágenes podrás verlas a mayor tamaño.

Fotografia-Esauira-AbueloharaFotografia-Esauira-Abuelohara

Fotografia-Esauira-Abuelohara
Fotografia-Esauira-AbueloharaFotografia-Esauira-Abuelohara






Fotografia-Esauira-AbueloharaFotografia-Esauira-Abuelohara







Fotografia-Esauira-Abuelohara


Fotografia-Esauira-AbueloharaFotografia-Esauira-Abuelohara
















No lo olvides, si te escapas a Marruecos y visitas Marrakech, no dejes de acercarte a Esauira.


.
Leer más...

4 días en Marrakech

Viaje_Marrakech_Fotografía
Surgió la idea de manera espontánea, como una broma, en un momento en el que me era necesario escapar y separarme de lo cotidiano, desaparecer y viajar para sentirme extranjero y caminar por tierras extrañas empapándome de cosas nuevas, olores, sabores, colores y sensaciones.

Fotografia_Marrakech_AbueloharaAlguien dijo "Marrakech" y por arte de magia apareció el destino en la agenda y en el calendario. El sueño árabe, la ciudad roja, el vergel marroquí, la tierra de dios (tamurt n Akkuc) como dice su nombre en bereber se había convertido en el próximo destino.

Cuando salimos de casa y viajamos a un lugar extraño, culturalmente muy distinto, con otro idioma y costumbres, estamos obligados a confiar en extraños, a separarnos de la seguridad de nuestro hogar y vivir lo esencial, todo excepto el aire que respiramos nos es ajeno y solo es nuestro poco más que nuestra maleta. Para este viaje quería contar con la mejor compañía y buscar cómplices para vivir en grupo una maravillosa aventura en África. Desde mis 21 días en Nepal donde eché de menos a mi gente, no había vuelto a escapar y en esta ocasión viajo junto a Ana y Merche.

Viaje_Marrakech_FotografíaA poco más de mil kilómetros y hora y media de avión nos esperaba Marrakech, lo suficientemente cerca para cuatro días y lo suficientemente lejos para tener la necesidad de compartirlos con personas muy especiales, cómplices para soñar, emocionarse y vivir nuevas sensaciones en una ciudad extraña.

Es necesario tener la mente abierta para como casi siempre terminar comprendiendo que estamos profundamente equivocados respecto a muchas personas y países distintos al nuestro y nuestros prejuicios nos encarcelan. Los tres estábamos dispuestos a entenderlo. 

Desde el principio quisimos ver la verdadera y profunda Marrakech y por eso decidimos alojarnos entre las murallas de su Medina, lugar de zocos, de callejuelas estrechas, de olores a esencias y té con hierbabuena. Elegimos un Riad (jardín en árabe), unas casas totalmente cerradas al exterior con sus habitaciones dispuestas en torno a un patio central. Desde nuestra llegada, que fue a la una de la madrugada para tener un vuelo barato después de la semana de trabajo, nos prepararon una riquísima cena típica marroquí en una mesa en el patio sin más explicación. Un estupendo comienzo el comprobar la principal diferencia del Riad con el Hotel, en el primero se amoldan a las necesidades del huésped, en el hotel eres tú el que debe cumplir siempre sus normas y estrictos horarios.

Viaje_Marrakech_Fotografía
Apuntad este lugar: "Riad Amiris". Un magnifico y pequeño alojamiento con encanto, un patio interior con una decoración marroquí especial, estanque, flores frescas y arbustos, lugares de lectura y descanso también en la azotea desde la que se puede ver "la Koutubia" y una cocina típica que cada noche nos dejó asombrados de olores, sabores y presentación. El trato de Abdel en la recepción fue desde el primer momento educado y exquisito y además hablamos algo en español, aunque practicamos y recordamos el francés para entendernos mejor. El nos explicó la forma de llegar y los lugares de interés más interesantes después del estupendo desayuno de la mañana siguiente y nos acompaño para el cambio de moneda.

Ya sabéis que mi afición es la fotografía y para este viaje me acompañe como siempre de mi cámara Nikon D7100. y esta vez con el todo-terreno Nikon AF-S DX 18-140mm 3.5-5.6G ED VRMarruecos es un lugar de contrastes con un juego de colores inconfundible y unas mezclas continuas que harán que en tus recuerdos no exista el blanco y negro. El rojo de sus murallas y fachadas, sus puertas y ventanas azules, las paredes blancas, sus adornos metálicos y sus gentes con unas vestimentas coloridas y muy llamativas quedarán marcadas en tu retina y querrás volver con tu cámara otra vez. Aquí os dejo algunas "Fotos de Marrakech".

El auténtico Marrakech está en la Medina y su plaza de Jemaa El Fna y nuestro Riad Amiris está justo en ese lugar. Desde ahí partimos cada mañana para recorrer a pie el casco antiguo y salimos de allí extramuros solo en un par de ocasiones, una de ellas para ver la ciudad costera de Esauira y otra para visitar el Jardín Majorelle y el Museo Bereber. Desde luego es imprescindible visitar la Mezquita Koutubía, la Madersa Ben Youssef, las Tumbas Saadíes y la Mezquita de la Kasbah, el Palacio Bahía y pasear por los Zocos, los mercados junto al barrio judío, la Plaza de las Especias o la Plaza des Ferblantiers.

Comer no será difícil y a buen precio. Hay multitud de bares y terrazas donde hacerlo. Es muy común la utilización de las azoteas de los edificios para la hostelería y en cualquier callejuela y puerta pequeña puedes encontrar un escondido lugar para comer tranquilamente cualquiera de los exquisitos platos de la gastronomía de Marruecos que desde luego os recomiendo. A la vuelta, repaso del día y unas risas con un buen té con hierbabuena o una cerveza marroquí en alguno de los escondidos lugares donde se puede tomar, para esperar la hora de la cena.


QUE VER EN MARRAKECH

MEDINA de Marrakech 
Es la verdadera Marrakech, la ciudad vieja resguardada por muros y torres de tierra roja
que esconden unas callejuelas con sus mercados, palacios, mezquitas y minaretes, que son un verdadero laberinto donde el mejor de los Android o Iphone con su gps las pasará canutas. La orientación de Ana y Merche en más de una ocasión me dejo a mi y a google maps en dudoso lugar. 
Procurar haceros con un plano de la zona para no perderos. Sin darnos cuenta, recorrimos El Mellah al completo entrando de lleno en el antiguo barrio judío, la zona que nos pareció más pobre y descuidada con muchas edificaciones caídas o a punto de hacerlo, salimos del barrio por una pequeña escalera junto al Palacio de la Bahía, dos mundos muy distintos separados por unos pequeños metros y mucha distancia social. 
La Medina de Marrakech esta declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1985. Su centro de vida es la gran plaza de Jamaa el Fna y sus zocos y sus arterias son un modelo continuo para la cámara fotográfica.


Plaza de JEMAA EL FNA 
Viaje_Marrakech_FotografíaEs el centro neurálgico de la Medina y parada obligatoria que además deberás visitar a distintas horas del día. Es una gran plaza de forma irregular y esta viva, despierta somnolienta por la mañana, pero según pasan las horas va surgiendo una frenética actividad. En el centro de la plaza se instalan decenas de tenderetes que sirven comida rápida, pinchos y platos tradicionales cocinados allí mismo a la vista del paseante. 
Es un espectáculo de sonidos, olores y colores del que cambia de traje con el día y la noche, zona de compras o comida rápida que se convierte en teatro y zona de espectáculos al caer la noche. Podrás ver encantadores de serpientes, narradores de historias, músicos, vendedores de esencias, curanderos, mujeres que te leen las manos, pintan con genna o echan las cartas, bailarines o simplemente personas que van de un lugar a otro en un continuo río de gentes de todos los colores. Simplemente espectacular y llena de excitación. 
No te pierdas los atardeceres desde alguna de sus terrazas, aunque deberás estar muy espabilado para coger un sitio junto al borde y poder sacar las mejores fotos. De allí me traigo muy buenos recuerdos, risas, charlas, confidencias y momentos inolvidables compartidos.

MEZQUITA KOUTOUBIA 
Viaje_Marrakech_FotografíaEn la lengua árabe Koutoubia significa la palabra 'al-Koutoubiyyin', 'bibliotecario' y este nombre proviene porque en ese lugar se encontraban los comerciantes de manuscritos y libreros. Es un lugar de culto para las personas que practican el Islam y no se puede visitar el interior donde realizan la oración cinco veces por día. Su capacidad me asombra, tiene una sala para 25 mil fieles y su altura de 69 metros es el techo de Marrakech, no pudiendo ser superado por ninguna edificación. Es visible desde la plaza Jemaa El Fna y lugar obligado, detrás del edificio hay un buen jardín visitable. 
Algunos datos: "La Mezquita Koutoubia es una estructura hito en Marrakech. La construcción del minarete se completó bajo el reinado de Yacoub el Mansour (califa almohade Yaqub al-Mansour), que gobernó entre 1184 y 1199. En el momento en que fue construido, la Mezquita Koutaoubia era una hazaña de ingeniería. Hoy en día es una obra maestra histórica. Los visitantes serán sin duda sorprendido por el gran tamaño del minarete que se convirtió en el ejemplo de modelo para otros minaretes, como la Torre Hassan en la ciudad de Rabat y la Giralda de Selville
La torre de la Koutoubia tiene sesenta y nueve metros de altura y una longitud lateral de 12,8 metros. El interior de la torre se compone de seis habitaciones que se encuentran uno encima del otro. También hay una rampa que activar el muecín a montar todo el camino hasta el balcón. Existe una leyenda local sobre los globos de oro que adornan la parte superior de la torre. El diseño original sólo tenía tres globos, con el cuarto ser donado por la esposa de Yacoub el Mansour. Al parecer, ella había comido tres uvas durante el período de ayuno de Ramadán, y, sintiéndose culpable por sus acciones, ella se derritió todas sus joyas de oro para crear la cúpula de luz, que ella donó a la Koutoubia."


TUMBAS SAADÍENS 
La entrada te parecerá insignificante y más aún el camino de acceso por una callejuela de
no más de un metro de ancho que termina en una pequeña puerta que da acceso a un jardín y a preciosos pabellones, entre ellos el de las doce columnas. Este lugar fue secreto durante siglos y se descubrió en los años veinte por un curioso oficial francés que vio que entre las casas más pobres sobresalían algunos pequeños tejados de color verde e indagó hasta dar con las tumbas. 
Viaje_Marrakech_FotografíaEste lugar es uno de los más visitados y para ver alguno de los pabellones tuvimos que esperar cola, pero merece mucho la pena. Las tumbas están decoradas con mosaicos de multitud de colores, unos trabajos llamativos que se cubren sobre columnas con unos techos muy trabajados en madera de cedro. Lo dicho, precioso. 
A muy poca distancia de las tumbas saadiens está la puerta de Bab Agnau que marca el acceso a la Kasbah. Es una de las puertas más grandes y llamativas de la ciudad y se diferencia del resto porque está hecha en piedra y no en ladrillos de tierra como el resto. Para poder fotografiarla desde el exterior de la Kasbah tuve que hacerlo desde una isleta en el centro de la calle por donde hay mucha circulación de vehículos. Al otro lado, solo las calesas, motocicletas y bicicletas comparten espacio con los peatones. 

MADRASA BEN YOUSSEF 
Si has visitado la Alhambra de Granada, lo recordarás al entrar a la Madrasa. Su estética se parece y es una joya del arte nazarí. Es un edificio muy llamativo y un bello
Viaje_Marrakech_Fotografía
monumento que no podemos dejar pasar, no solo por su arquitectura, sino también por su historia. Se llama madrasa, madraza o medersa a la escuela coránica musulmana donde los estudiantes aprenden letra a letra, verso a verso, el libro del Corán y durante el tiempo que duran sus estudios se alojan y viven en ella, de ahí que las habitaciones de los estudiantes se denominen celdas. La madrasa Ben Youssef podía albergar un máximo hasta 1000 alumnos y era una de las más grandes de todo Marruecos. 
Viaje_Marrakech_FotografíaLa Madrasa Ben Youssef se cerró en 1960 y se rehabilitó pasados más de veinte años como edificio turístico. El patio de Abluciones (lugar donde realizaban el ritual de purificación de algunas partes del cuerpo antes del acto religioso es sencillamente precioso, decorado sobriamente con trabajos de estuco, madera de cedro con incrustaciones y azulejos en tonalidades verdes y azules, puertas de madera tallada y el estanque donde se lavaban en medio. A su alrededor se encuentran las habitaciones de los estudiantes, 130 celdas distribuidas en pequeños patios con escaleras y barandillas de madera comunicados por grandes pasillos. Solo algunas privilegiadas celdas tienen ventanales al patio y una sala de oraciones con una cúpula. En cada una de las pequeñas celdas con un mobiliario prácticamente inexistente se alojaban entre seis y siete estudiantes.


PALACIO DE LA BAHÍA 
El Palacio de la Bahía es un palacio y un conjunto de jardines que fue construido a finales del siglo XIX, con la intención de ser el palacio más grande de todos los tiempos.
Viaje_Marrakech_Fotografía Su nombre significa "brillantez". Como en otros edificios del mismo periodo en otros países, se quería capturar la esencia de los estilos islámico y marroquí. Los jardines tienen una extensión de 8.000 m². Construido a finales del siglo XIX por Si Moussa, gran visir del sultán, para su uso personal, este palacio tendría el nombre de una de sus esposas. El harén incluye un gran patio decorado con estanque central y está rodeado de habitaciones, destinadas a sus concubinas. 
Cuando pasas por su puerta no parece que pudiera haber tanto en su interior, es una de las obras arquitectónicas más importantes de Marrakech y llama la atención su enorme patio. Como en otras edificaciones, las columnas y techos de madera de cedro son muy llamativos. Cuenta con salas con vidrieras de múltiples colores. En alguna de sus salas hay techos de madera con detalles incrustados que cuentan con pequeñas cúpulas de dejan entrar la luz creando una atmósfera mágica que llama la atención de todo el que entra en ellas. El ejercicio de cuello es continuo y el espectáculo de sus techos merece la pena.


EL ZOCO 
Viaje_Marrakech_AbueloharaEl Zoco de Marrakech es un autentico laberinto de callejuelas, plazas interiores, fondos de saco, puestos y tenderetes donde los marroquíes hacen sus compras y donde intentan hacerse con los euros o dirham de los turistas. Nunca me llamaron la atención los mercadillos, pero esto es otra cosa. Le llaman la cuna del regateo y las normas son las normas, todos los precios se discuten y siempre su precio es inferior a lo que te piden. De cualquier forma eres tú el que da valor o no a lo que compras y si te gusta, adelante. 
Nosotros nos incorporamos sin ningún problema al sistema, más allá de los motes que junto con una sonrisa habitualmente utilizaban los vendedores con nosotros, la de las rastas, la bereber o el jefe, que fueron apodos comunes con los que intentaban nuestra confianza. Creo que hicimos buenas compras en general, aunque siempre te preguntas si podrías haber bajado más. 
Viaje_Marrakech_AbueloharaLa mayoría de las callejuelas son a cubierto. Algunas de ellas con maderas y otras con techos o lonas y su entramado es tal, que no tardarás en perderte y solo te situarás al volver algún sitio conocido como la plaza Jemaa El Fna. La luz del sol prácticamente no entra y en pleno día tienen luz artificial, quizá sea para que además de la orientación pierdas la noción del tiempo y sigas paseando y comprando. No dejes de verlo, tintoreros, cesteros, ferreteros, ceramistas y multitud de artesanos, ropa, alfombras, lámparas, especias, comida, artículos de regalo, babuchas, artículos de cuero y un sinfín de cosas más que te ofrecerán a tu paso. 

EL MELLAH 
Viaje_Marrakech_FotografíaComo ya os conté, sin darnos cuenta, callejeando, pudimos ver El Mellah o barrio judío que ocupa la parte de la judería del antiguo Marrakech, donde el barrio estaba sellado por un muro y dos puertas que lo separaban del resto de ciudadanos y alojaba a los judíos expulsados de España. En la actualidad su mercado cubierto está perfectamente arreglado y es menos frecuentado por turistas.
Sus calles son más estrechas aún que en el resto de la Medina y muchas de sus casas presentan un aspecto peor. Aquí existen dos sinagogas, que por cierto nos vinimos sin visitar, nos pilló en fin de semana, un día de misas solo para ellos y al siguiente abren a las doce de la mañana. Si volvemos a Marrakech no se nos escapa esta visita.

JARDÍNES DE MAJORELLE
Viaje_Marrakech_AbueloharaPara visitar los jardines de Majorelle abandonamos la Medina. Está a una distancia considerable y lo más recomendable es coger un taxi que te saldrá por unos 30 o 35 dirham que en nuestro caso tres personas es un euro o poco más por viajero. Lo que más me llamó la atención fue la mezcla de verdes y azules intensos, los primeros de las plantas de todos los rincones del mundo y el segundo en el color de los estanques, adornos de cerámica y por supuesto en la villa de estilo Art decó donde puedes ver una muestra de carteles de Yves Saint Laurent sobre el amor y el precioso Museo Bereber. 
Es un lugar donde descansar del ruido del zoco y refrescarse si hace calor. La entrada a los jardines cuestan 70 dirham a los extranjeros (nosotros lo somos) y la entrada al museo Bereber 30 dirham adicionales ya que no es obligada. Como curiosidad, las cenizas del modisto francés están esparcidas por estos jardines.


Viaje_Marrakech_AbueloharaMientras paseamos por la Medina, visitamos también una "Farmacia marroquí", lugar donde te explican la aplicación de medios naturales para la curación y el bienestar mediante infusiones, especias, cremas y aceites diversos. Te explicarán para que sirve cada uno o aquellos en los que estés interesado mientras tomas un té caliente. Recuerda que es de buen comerciante el ofrecerlo y de buena educación admitirlo.

Como ves, en dos o tres días puedes ver a fondo Marrakech y hacer una excursión a algún lugar próximo, nosotros elegimos Esauira y por el camino ver las cooperativas de mujeres que fabrican el aceite de Argán y las cabras que trepan a los árboles. De ambas cosas traigo fotografías y de la segunda además una estupenda anécdota que os cuento en otro artículo dedicado a la excursión.
Viaje_Marrakech_Abuelohara

Hay cosas que me han llamado poderosamente la atención y tienen que ver con la mentalidad y el funcionamiento social de Marruecos. Los tenderos son hombres, la venta la realizan los hombres y normalmente las compras diarias de comida y bebida también. Por las calles la inmensa mayoría de los habitantes que circulan por ellas o visitan la plaza de Jemaa El Fna son hombres libres de tareas. Durante la noche igual, la plaza se llena de personas de un solo género, el masculino, que disfrutan de los espectáculos mientras las mujeres están en sus casas con "sus labores". 


Demasiada distancia social entre géneros en Marruecos y como ejemplo los trabajos de obtención del aceite de Argán que se produce en una zona entre Marrakech y Esauira y donde solo trabajan mujeres, no porque los hombres no puedan hacerlo, dicen que el trabajo es demasiado duro para ellos. O la circunstancia de que los hombres puedan demostrar su amistad en público caminando de la mano y las mujeres no. Pocos días después de volver de Marrakech escuchamos la noticia de que dos adolescentes del mismo sexo habían sido detenidas por darse un beso, menores de 16 y 17 años delatadas por su propia familia a las autoridades.

Viaje_Marrakech_AbueloharaLastima que un lugar tan bello, unas gentes tan amables y una cultura tan especial queden empañadas por la falta de libertades personales. Creo que todo es posible y la conquista de esos derechos haría aún más especial a Marrakech, la ciudad roja. La situación en Marruecos no es única, las relaciones homosexuales son delito en 75 países del mundo y en alguno de ellos se castiga con la muerte. Así estamos. 

Como siempre, os dejo algunas imágenes de este maravilloso viajes y las señas de algunos lugares que hemos visitado en estos días como referencia, en todos ellos nos hemos divertido. El mejor recuerdo para ellas, Ana y Merche, que han convertido este maravilloso viaje en algo inolvidable, espero que cuenten conmigo si vuelven a escapar.
Alojamiento:
Riad Amiris. Estilo tradicional. Habitaciones amplias y un patio y terraza con mucho encanto. Tiene muy buena cocina típica y wifi que funciona. El trato muy correcto y educado. Tranquilidad.

Donde comer:
Terrasse la Medersa. Junto a la Medersa Ben Joussef, lugar muy tranquilo con buena comida.
Plaza des épices. Aquí hay unos cuantos restaurantes de buenos precios con terraza.

Tomar algo y descansar:
Kasbah café. Terraza frente a las tumbas saadiens y la mezquita de la Kasbah.
Le Marrakchi. Terraza con vistas en la plaza Jemaa El Fna. Cerveza.
Café Argana. Hace años sufrió un atentado. Buenos helados y té a la menta. Arco de seguridad.

Compras:
Herboriste del Marrakech. Especias, cremas y medicinas naturales para todo lo que imagines.
El Zoco de los artesanos. Junto a la plaza Jemma El Fna. Imprescindible lugar de compra y visita.

Viaje_Marrakech_Abuelohara


Algunas fotos más aquí: 




.
Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
imagen_camara_subir