7 días en Túnez - I

By Fco. Cecilia - domingo, diciembre 29, 2019

Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez


Hay o puede haber múltiples motivos para viajar a Túnez. África es un continente fascinante, una tierra repleta de colores y contrastes con culturas distintas, que llaman poderosamente la atención. Ya hemos estado en Marruecos y ahora nos conquistan los azules del mar Mediterráneo, el verde de sus oasis, el marrón de la enorme cordillera del Atlas y los amarillos dorados del desierto del Sahara. Nuestro nuevo viaje: 7 días en Túnez.

Siempre lo destaco y así continúa siendo. "Viaja, disfruta y respeta" #TravelEnjoyRespect y de ese modo, cuando salimos de nuestra zona de confort y viajamos lejos, comprobamos la hospitalidad hacia los viajeros y el carácter abierto de la gente. Túnez no es una excepción y el trato es estupendo, la inseguridad ha desaparecido y su historia, sus paisajes y su exotismo merecen la pena. Además, podemos considerarlo un destino barato y está cerca de España.

Este año el viaje con mis hijos ha tenido como destino Túnez. Por el desierto, por sus costas, por su historia y tradiciones, museos, medinas, arquitectura o gastronomía. Ni siquiera el calor ha sido un pero en el mes de agosto. Los hoteles cuentan con unas estupendas piscinas y aire acondicionado que son agradecidos a la vuelta de un día de excursión en este estupendo país.

Ya sabéis, si seguís este blog, que mi agencia preferida para los grandes viajes es Bidtravel. Con ellos he viajado a India, Egipto, Noruega, Jordania, Turquía..... Esta vez seguiré su propuesta para recorrer una buena parte de Túnez y aprovecharé su itinerario para añadir los comentarios y las fotografías que espero sirvan para que os podáis hacer una idea del viaje. "El Mundo que he visto" es ahora mayor con "7 días en Túnez".


MAPA DEL INTINERARIO





Desde hace años, los itinerarios de las grandes agencias no han cambiado demasiado y en siete días se pueden visitar los lugares imprescindibles, aunque por supuesto siempre te quedará algo para excusar un nuevo viaje o una escapada después de un tiempo, es una oferta muy completa. En Hammamet o en Túnez se suelen dejar varias noches, una para el final con el fin de visitar con tiempo la capital y su "Museo Nacional del Bardo" y la noche previa al inicio de este recorrido.



SUSSA

Fotografia_Viajes_Abuelohara_TunezSussa o Susa, es la primera ciudad importante en nuestra ruta y la tercera del país, a unos 140 km de Túnez y algunos la llaman la perla del Sahel. Antes de llegar, para estirar las piernas, conocemos "Port el Kantaoui". Una parada técnica en un pequeño puerto moderno y turístico a orillas del mediterráneo, que bien podría ser modificada por algún lugar más auténtico, aunque no deja de tener su atractivo (es mi humilde opinión).

Como curiosidad, deciros que en las calles de Susa se rodó hace ya más de 40 años "La vida de Brian" de los Monty Python, la mejor comedia de la historia convertida en película de culto. Las mismas calles por las que caminaréis. Monastir o El Jem, fueron otros de los lugares elegidos en Túnez para esta obra maestra del cine.

En Susa visitamos su bien conservada Medina, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1988. Accedemos desde la plaza Farhat Hached donde se quedó nuestro transporte para entrar en la Medina a pie. En seguida se ve la Gran Mezquita y un poco más a la derecha la fortaleza del Ribat con su torre construida en ella siglo XIII, dos de los lugares más importantes.



Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez

A partir de ahí, lo mejor es pasear junto a los lugareños por las antiguas calles de Susa, observando sus puestos callejeros y mercados como los de Marche Laraoua, el Souk Rebaa o el Mercado municipal  Bab Jdid. Espacios para disfrutar de los colores, olores y sabores, no podéis marcharos sin probar la fruta fresca, los higos o su riquísimo pan redondo tradicional.




EL JEM

Seguimos camino hasta El Jem, una ciudad situada a 200 km de Túnez. La parada para comer fue en el hotel Julius, me sorprendió su hall central, lleno de tunecinos fumando shisha y charlando de manera animada por no decir alborotada, aunque los salones de restaurante donde comimos eran tranquilos. el emblema de la ciudad es el anfiteatro, visita ineludible en vuestro viaje a Túnez, al que hay que añadir la visita a la plaza de las Artes y el museo arqueológico de la ciudad.


Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez

El Anfiteatro de El Djem es Patrimonio de la Humanidad desde 1979, tiene unas buenas dimensiones con casi 150 metros de largo con tres pisos y dos galerías subterráneas. Fue concebido para espectáculos sangrientos de la época, gladiadores, esclavos y fieras condenados a muerte ante los ojos de los espectadores. Está en magnifico estado de conservación y se puede recorrer completo sin restricciones, desde sus pisos altos a sus galerías que se encuentran en un estado muy aceptable.


Seguro que recordáis "La vida de Brian" y la escena del Frente Popular de Judea - "A los únicos a los que odiamos más que a los romanos es a los cabrones del Frente del Pueblo Judaico. ¡Disidentes! Y al Frente Popular de Judea. ¡Disidentes! ¡Pero si el Frente Popular de Judea somos nosotros!..." tiene lugar en el anfiteatro romano de El Djem.



Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez
Antes de abandonar la ciudad y con el mismo ticket de entrada al Anfiteatro, podemos visitar el Museo arqueológico de El Jem, que nos sorprenderá gratamente. Tiene dos partes diferenciadas, la primera es un edificio museo donde ver un buen número de objetos de artesanía, estatuas, pinturas y sobre todo mosaicos espectaculares.

La segunda son las excavaciones de la parte posterior. Se trata del emplazamiento de la antigua ciudad de Thysdrus. El edificio del museo se levanta en lo que era residencia de un adinerado romano gustoso del mejor arte.







SFAX

Es una ciudad portuaria de Túnez fundada más de ochocientos años antes de Cristo sobre las ruinas de otras pequeñas ciudades. Lo más llamativo es su Medina amurallada que quedaba a pocos minutos andando de nuestro hotel Les Oliviers Palace. Casi en línea recta se puede ver en unas horas los lugares más interesantes.


Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez

El alma y el encanto de esta ciudad son los zocos en el interior de su pequeña Medina y los visitamos durante la mañana. Los hay de todo tipo, especias, frutas, pescado, objetos de todo tipo, calzado y ropa que se encuentran mezclados. Un recorrido muy curioso donde difícilmente encontraréis puestos de souvenirs y podréis observar tranquilamente sin peligro a ser abordados por los vendedores.



Fotografia_Viajes_Abuelohara

El edificio del Ayuntamiento de Sfax y las antiguas murallas y puertas de entrada a la Kasbah del siglo VII, se mantienen iluminadas durante la noche y bien se puede pasear para observarlas de noche. La Gran Mezquita, el edificio del teatro, los mercados de frutas y legumbres o el Souk El Hout o mercado de pescado famoso por su edificio, completan los lugares imprescindibles.



MATMATA

Continuamos viaje y de camino, al borde del mar hacemos una parada junto al mar en "Al Maharas". Un lugar que en principio no es más que una parada técnica para tomar un café o té y visitar los baños, pero que gana en interés por un pequeño parque con una exposición de pinturas murales que merece la atención y que podéis ver en un artículo aparte: "Parc d'Art en Al Maharas"

Seguimos viaje y observamos que los valles se suavizan y en la tierra roja encontramos excavaciones con viviendas trogloditas en torno a la región de Matmata, con un extraño decorado que representan una antigua forma de vida beréber. 

Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez


Colores blancos de fondo y símbolos azules, rojos o negros decoran las viviendas. Habitaciones tradicionales, pequeñas capillas, dormitorios, pozos, pequeños lugares de trabajo o almacén y sobre todo un cobijo que les proteja del sol y el viento. En su interior la temperatura es claramente diferente y más confortable, tanto en invierno como en verano.

Fotografia_Viajes_Abuelohara_TunezAlgunas de las viviendas han sido recuperadas para visita turística y muestra de artesanía, otras como restaurantes y hoteles. El más famoso es el "Hotel Sidi Idriss", que forma parte del circuito mediático de Star Wars en Túnez. Allí se rodaron algunas escenas famosas de la saga y hoy son motivo de visita.

Cuenta con pasillos inclinados que conducen a una red de habitaciones y salas escondidas en el subsuelo. Algunos espacios fueron acondicionados para comedores o habitaciones y se puede degustar un menú por un precio moderado y hacerse alguna fotografía con los objetos utilizados en los rodajes de la saga. 

Más adelante los modelos de viviendas y la arquitectura beréber cambia para mostrar los Ksour, que son recintos donde las viviendas parecen amontonadas unas sobre otras como una colmena unidas por pequeñas escaleras estrechas y empinadas. Junto a la carretera observamos el "Diar Omar", una construcción vivienda y granero. Un ejemplo bien conservado es la reconstrucción que se encuentra en el Museo de las artes y tradiciones tunecinas "Dar Cherait" en la localidad de Tozeur, que tuvimos la ocasión de ver, días después, en nuestro itinerario de viaje.


Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez





DOUZ

A esta localidad se la conoce como la puerta del desierto y poco antes de entrar en la población se ve la puerta blanca en forma de arco y los muros donde todos los años la última semana de diciembre se celebra el famoso festival de música del desierto. Una ocasión especial para ver las tradiciones del pueblo beréber y actuaciones, conciertos, poesía y carreras de caballos o dromedarios.


Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez


Aquí comienzan las dunas del Sáhara y el espectáculo está garantizado, ya sea a lomos de un dromedario o en una excursión en quad. A nosotros los animales nos gustan libres, así que elegimos los vehículos a motor. Para hacer la excursión, nuestro guía nos trasladó a Zaafranne, una pequeña localidad, en sus tiempos nómada que ahora vive principalmente de los servicios turísticos de visita al desierto.

No nos decepcionó y pasamos una tarde genial. Nos adentramos unos kilómetros en el desierto con los quad y después caminamos a pie hasta subir a las dunas desde donde ver atardecer. Creo que es uno de los momentos más especiales de nuestro viaje. Una maravillosa y fascinante escena, espectáculo de la naturaleza que te hace sentir como un grano de arena ante tanta inmensidad. Irrepetible.



Fotografia_Viajes_Abuelohara_TunezNo hay nada como un buen atuendo beduino para la excursión al desierto, el viento levanta los granos de arena que se introducen en tu ropa, pelo y ojos. Merece la pena pertrecharse de forma apropiada para disfrutar mejor de esta etapa, pañuelo, gafas de sol, etc.

Si llevas una cámara de fotografía, más vale que sea de cuerpo sellado para evitar que entren los granos de arena. En mi caso la robusta Nikon D850 resistió de maravilla, pero la limpieza posterior tuvo que ser lenta y exhaustiva para no dañar la lente o la cámara.


Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez



Después de la maravillosa experiencia, disfrutamos de una buena ducha y un baño en el hotel Sun Palm donde nos alojamos esa noche. A la mañana siguiente, temprano, un paseo por la ciudad y sus mercadillos, donde se mezcla lo artesanal con los objetos modernos y cotidianos. Coincidiendo con que era jueves, pudimos ver el "Mercado de animales de Douz", la mejor de las muestras de las costumbres de estos pueblos del desierto donde se reúnen las tribus para comprar y vender sus animales. Muy curioso.


Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez


CHOTT EL DJERID

Fotografia_Viajes_Abuelohara_Tunez

En las proximidades de Douz, de camino a Tozeur, se nos ofrece otra de las mejores panorámicas de Túnez. Ya vimos el lago salado Tuz Gölü
 en nuestro Viaje a Turquía. Ahora se trata de una inmensa extensión salada de 20 km de anchura en la parte más estrecha y 250 km de largo, el mayor lago salado del Sáhara con una superficie de 7.000 km2. Durante el verano, tiempo de nuestra visita, permanece seco y se puede ver el efecto óptico. Al igual que otros lugares de nuestro recorrido, El Djerid ha sido escenario del episodio IV de Star Wars.

Fotografia_Viajes_Abuelohara_TunezChott El Djerid es otra de las paradas incluidas en la mayoría de tours por Túnez y se cruza por una larga y recta carretera construida por el ejercito, con alguna parada en pequeños puestos donde veremos rosas del desierto y algún baño que más parece una muestra de arte alternativo en el desierto de sal. 

En algún punto se pueden observar los esqueletos de vehículos que se aventuraron a cruzarlo quedando atrapados a causa de la blanda superficie del lago en algunas épocas del año o pequeñas embarcaciones que sirven para atravesarlo en invierno cuando presenta una pequeña capa de agua. 

Próximo a la carretera, situado al borde del Sahara en la orilla del gran lago Chott Djerid se puede ver  un aliviadero de un gran embalse subterráneo. Son unas galerías excavadas desde la dominación romana con el fin de permitir que sigan manando aguas desde más de 1000 metros de profundidad en los periodos secos. Estos pozos transforman en regadío nuevas áreas y permiten cubrir la demanda urbana en su entorno como consecuencia del turismo





Seguir viaje: "7 días en Túnez - II"

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios