7 días en Túnez - II

By Fco. Cecilia - lunes, diciembre 30, 2019

TOZEUR  

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Tozeur está junto a los límites del lago salado y es el oasis más grande del país. Su Medina es conocida como Ouled El Hadef o barrio antiguo y se distingue entre todas las Medinas de Túnez porque las construcciones que se encuentran entre sus polvorientas callejuelas son de diseños geométricos realizados con ladrillos de barro cocido. Entre los lugares más importantes está la madrasa de Sidi Agdallah y el museo de Artes y Tradiciones Populares y Zaouïa Al Ismailia, el santuario sufí más emblemático de Tozeur.


Fotografia_Abuelohara_Tunez


En el corazón de la medina, visitamos una pequeña plaza en la que con el nombre de "Grande Boutique de la Medina" vimos una bonita tienda de antigüedades de varias plantas que puede considerarse un museo, con vistas desde su terraza y un bonito lugar para café o té beréber. No pudimos marcharnos sin comprar algunos bonitos recuerdos. Desde allí paseamos hasta la Mezquita Farkous que se ilumina al caer el sol. 



LOS OASIS DE MONTAÑA

Desde Tozeur parte una interesante excursión en vehículo todoterreno para visitar los oasis de montaña de Chebika, Tamerza, y muy cerca de la frontera con Argelia el de Mides.  También visitamos Nefta, conocida como "la perla del país de las palmeras" con un oasis llamado "Corbeille" donde hicimos un pequeño descanso para ver la panorámica y charlar amigablemente con los lugareños.

Fotografia_Abuelohara_Tunez




Durante el camino, se vuelve a atravesar un lago salado parecido a Chott El Jerid que te mostré en "7 días en Túnez I". Esta vez se llama Chott El Ghasa y al igual que el otro es atravesado por una carretera. Aquí pudimos ver como grupos de dromedarios salvajes viven libremente por allí. En el recorrido también se visita la zona de las dunas de Ong donde de nuevo pudimos ver antiguos decorados de Star Wars en lo que en la película se llama Mos Spa.

Fotografia_Abuelohara_Tunez


CHEBICA es una zona con un enorme contraste. Antes de llegar se produce un enorme contraste al atravesar un enorme palmeral junto a la ladera de las montañas rocosas. Es un emplazamiento rocoso y árido con una garganta en las montañas, donde se puede ver una pequeña cascada que nutre de agua a unos cuantos riachuelos que riegan el encajonado y verde palmeral. En una hora se da un buen paseo por el lugar recorriendo parte del antiguo asentamiento. Hay una zona de descanso y una cafetería.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

TAMERZA Lo mejor de esta zona son sus panorámicas desde lo alto de la carretera y las vistas sobre el viejo Tamerza que ahora está abandonado y sus habitantes, después de sufrir una enorme inundación en 1969, se trasladaron al nuevo emplazamiento.
Desde lo más alto de la carretera desde Chebica se puede parar en un mirador donde podemos tomar un té y ver una pequeña tienda de souvenirs y productos de la tierra.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

MIDES Está a 6 km del noroeste de Tamerza y se puede llegar por un camino en lo alto de la montaña. Es un pequeño oasis por el que se puede caminar. Las casas de la aldea están al borde del precipicio en una profunda garganta y desde arriba, al igual que desde Chebika se puede ver la próxima frontera con Argelia. 



SBEITLA

A 35 km al norte de Gafsa está la antigua ciudad romana de Sufetula, en lo alrededores de Sbeitla. Es uno de los yacimientos mayor y mejor conservado de Túnez. Llaman mucho la atención los tres templos a las tres divinidades del panteón romano: Júpiter (rey de dioses), Juno (reina de los dioses) y Minerva (reina de la sabiduría). Su estado es excelente y se considera una rareza, ya que lo normal es que compartan un mismo templo.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_TunezAl foro de la ciudad de Sbeitla se accedía desde la Puerta de Antonino que será lo primero que podamos ver al llegar por carretera. Otros de sus edificios más llamativos son las Iglesias de Bellator, Servus o la de Vitalis. El Teatro, las grandes Termas, el Arco del Triunfo o el Museo.

Las primeras excavaciones se hicieron en 1907 hasta 1922 y las últimas se llevaron a cabo entre los años 54 y 66. En la actualidad aún se continúa descubriendo parte de este maravilloso yacimiento. Las entradas se sacan al otro lado de la carretera donde están las ruinas de la ciudad, junto al Museo. También existe un estacionamiento y baños para refrescarse un poco al volver.

Será suficiente con una caminata de aproximadamente una hora, pero como siempre, que no se olvide el agua, el protector y el sombrero. El sol es de justicia.


Fotografia_Abuelohara_Tunez



KAIROUAN

Cuando llegamos a la ciudad, lo primero que visitamos fueron los "Estanques Aglabíes" en la parte norte de la ciudad. Se trata de dos estanques de forma polígonas de 128 metros de diámetro que sirve para retener el agua para las épocas de escasez. Junto a los estanques hay un edificio que se encuentra abierto para poder acceder a la terraza y verlos desde arriba.


Pero sin lugar a dudas uno de los edificios más emblemáticos y de obligada visita es la "Zauía de Sidi Sahab" (Mezquita de el Barbero), dedicada a un amigo del profeta Mahoma que al parecer llevaba consigo tres pelos de su barba y esto le valió entre los fieles el apodo de "El Barbero". Nada más pasar se accede a un primer patio, el de la fotografía, sobre el que veis el minarete en el lado izquierdo. La puerta de la izquierda comunica con la Madrasa.


Fotografia_Abuelohara_Tunez

Superada la puerta del fondo se accede a diversas salas con unos techos preciosos labrados en madera de cedro del Libano y paredes decoradas de azulejos de Nabeul. Después de atravesar una sala abierta de columnas, accedemos a un nuevo patio donde se encuentra la tumba de Sidi Sahab, a la que solo pueden acceder los musulmanes.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

En la ciudad de Kairouan, tuvimos la ocasión de alojarnos en el interior de la Medina. La parte antigua de la ciudad con una pequeña extensión de poco más de un kilómetro por 500 metros de ancho. El alojamiento lo realizamos en el Hotel la Kasbah, un hotel precioso y muy bien ubicado desde el que acercarse a pasear por las pequeñas calles o visitar un buen número de lugares.

Sin duda el lugar imprescindible es la "Mezquita de Okba" o Gran Mezquita, que se levantó en el año 671 al fundar la ciudad de Kairuán. El edificio tenía una doble finalidad, debía servir como lugar de culto y al mismo tiempo como fortaleza militar. Esa es la razón de los gruesos y altos muros que la rodean.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Es un lugar espectacular en el que destacan espacios como el alminar de 35 metros de altura construido en el año 836, el patio que está rodeado de pórticos en los cuatro lados con enormes columnas entre los que destaca el que da acceso a la sala de oración. Aquí solo pueden acceder los musulmanes, pero mantienen las puertas abiertas y se puede observar perfectamente el interior decorado con hermosas alfombras, faroles esculpidos, paneles de mármol y el mihrab.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Como curiosidad, nuestro guía nos cuenta que el enorme patio central que se encuentra cubierto de mármol , está ligeramente inclinado hacia el centro, donde se recoge el agua de lluvia y se almacena en unos depósitos subterráneos que construyeron los aglabíes para los momentos de escasez de agua. 

Terminadas las visitas principales, por la tarde dimos un buen paseo por la "Medina de Kairouan", no es excesivamente grande y se puede recorrer en un rato de punta a punta y así poder ver sus distintas puertas. Nosotros pasamos por la Bab Tunis junto a la Place Tunis, hasta la Bab Jalladin (Gate of The Floggers) para ver la Plaza de los Mártires. 

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Sus muros fueron levantados en el siglo VIII. Pasear por sus callejuelas y zocos nos llevarán a un buen montón de rincones como la calle de los artesanos, la Mezquita de las tres puertas o el "Bir Barrouta", un pozo de agua con extracción artesanal, como se hacía antiguamente, con la ayuda de un dromedario que da vueltas alrededor para subir el agua fresca de la profundidad del pozo.

Fotografia_Abuelohara_Tunez



CARTAGO

Todos tenemos una idea de Cartago construida con horas de cine y lecturas sobre las guerras púnicas. Esplendores de algunas épocas y declive y destrucción en otras que han venido a dejarnos en la actualidad un yacimiento arqueológico rodeado por residencias de lujo próximo a Túnez. Es más el nombre que otra cosa. Un lugar histórico que no hace honor a su historia y que se encuentra en un estado de destrucción importante, aunque es tranquilo y las vistas al Mar Mediterráneo y el Golfo de Túnez siempre merecen la pena.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Nada que ver Cartago con otros yacimientos romanos que hemos podido ver antes, la ciudad de "Troya" o la preciosa "Efeso" en nuestro viaje a Turquía, "Volubilis" en el norte de Marruecos, "Pompeya" en nuestra escapada a Nápoles en Italia y por supuesto "Sbeitla" en este mismo artículo y viaje, están mucho mejor conservados y cuidados, de forma que te haces una estupenda idea de su estructura y de su maravillosa historia. Cartago desmerece un poco con su imagen actual


Fotografia_Abuelohara_Tunez


La visita principal quizá sean las Termas de Antonino que podéis ver en la primera imagen de Cartago de este artículo, después de esta, el Magón, la villa romana, el Odeón, el Teatro y otras zonas, pero en cualquier caso tendréis que forzar la imaginación para lograros hacer una idea de la legendaria Cartago. Desde allí, casi al lado se encuentra Sidi Bousaid, nuestra siguiente parada.



SIDI BOUSAID

Fotografia_Abuelohara_Tunez

A pocos kilómetros de Cartago está la popular y bella localidad de "Sidi Bousaid". Está localizada en lo alto de un cerro que domina el Mar Mediterráneo, así que como podéis imaginar el paseo será por empinadas cuestas en callejuelas adoquinadas. El paseo merecerá la pena, sus calles están llenas de fachadas blancas y azules con puertas llamativas y coloridas que nos recuerdan de algún modo a Chefchaouen en el norte de Marruecos.


Fotografia_Abuelohara_Tunez


Las calles principales están atestadas de pequeños souvenirs donde puedes encontrar de todo. El paseo hasta uno de sus miradores sobre Cartago y el Golfo de Túnez es obligado, aunque no encontrarás lugar para la tranquilidad por el buen número de turistas que atrae este pequeño pueblo. 

Fotografia_Abuelohara_Tunez

No debéis marcharos sin antes probar el famoso "Té con piñones" en cualquiera de los cafés en el recorrido y los "Bambalouni de Sidi Boud Said", una especie de gran donuts o porras redondas con azúcar, que vendrán de lujo para reponer fuerzas después de subir y bajar las cuestas de este bonito pueblo. Es famoso el Café des Nattes, pero el Café de Sidi Azizi, próximo al estacionamiento, os servirá con atención y tiene precios más populares.




HAMMAMET

Hammamet es hoy el centro turístico y de playa por excelencia en Túnez  de tal modo que la mayoría de los alojamientos se establecen allí por su cercanía a la capital y la proximidad al las playas. En nuestro caso pasamos unas noches en el hotel Mehari Hammamet a pocos kilómetros de la Medina, un hotel que no pasa de ser un típico de playa y poco más. 


Fotografia_Abuelohara_Tunez

Para un viaje como el nuestro el atractivo está en su Medina. Es la zona más interesante con pequeñas callejuelas blancas rodeadas por una muralla que da al mar. Tiene bonitos rincones con puertas y graffitis de colores que llaman la atención. Desde su muralla, al lado contrario al mar, se ve el pequeño cementerio musulmán.

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Desde aquí nos marchamos a ver la capital, Túnez y su precioso "Museo del Bardo" que tiene un artículo propio. Puedes volver atrás al Capítulo I de nuestro viaje o seguir adelante viajando por Túnez, pero no te vayas sin ver alguna fotografía más que espero que te gusten.

Seguir viajando: "7 días en Túnez - III"
(en construcción)

ALGUNAS FOTOGRAFÍAS MÁS:


Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Fotografia_Abuelohara_Tunez

Seguir viajando: "7 días en Túnez - III"
(en construcción)









  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios