Mañana será otro día.

Lucha y cansancio. Abuelohara


Hoy me siento cansado, pero.... No culpo a nadie y a la vez lo hago al mundo entero. Principalmente he hecho lo que quería en la vida, aceptando las dificultades y corrigiendo el rumbo en aquello que podía, levemente casi, en pequeños detalles.

De los errores me levanto como me han enseñado. Viendo tanto dolor alrededor, quien soy yo para quejarme. Si la vida y el destino juegan con nosotros y sin desearlo nos apartan de este mundo cuando menos lo esperamos...., ¿en realidad puedo quejarme?.

Si son nuestras las victorias, también lo son nuestros fracasos. Acepto de mala gana perder una batalla, pero no me doy por vencido, no perderé la guerra. No esperaré a que todos se levanten para hacerlo yo. No seré cómplice del desanimo y la derrota y cada uno de mis actos me han de llevar a ganar. No quiero ser un cobarde.

Si tengo presente, es por haber vivido el pasado y recuerdo cada buen momento para comenzar. Ninguno tan rotundo como para abandonar. Ninguno de mis recuerdos me sirve para claudicar y abandonar..., no tengo justificación para dejar de luchar. No soy un niño y aunque hoy estoy cansado..., mañana será otro día.

He aprendido de los más fuertes. De mi madre, de mi padre de los que lucharon como ellos por mi y para mi, pensando más en mi destino y mi futuro que en ellos mismos. He aprendido y me acuerdo de quienes han muerto pensando y luchando por los demás, por los que quieren. 

No pienso dejarme llevar. No seré títere de las circunstancias, los puentes pueden ser construidos y los caminos iniciados para llegar donde queremos. Entre todos haremos el camino más grande y mejor siendo capaces de salvar los obstáculos. No desprecio la soledad y para ciertos momentos la busco, pero para luchar..., para luchar no me siento solo.

Mañana será otro días y siempre sale el sol aún sin verlo. Hoy la derrota ha hecho mella, pero mañana amanecerá de nuevo y a tu lado triunfaremos. Nada de sentarme a esperar la suerte, no quiero ser un fracasado esperando que los demás luchen por mi. Seré yo el que contigo decida el camino.

Ahora vuelve a leer el texto de la fotografía, tu eres de los que lucha, no de los que espera sentado. De ti depende el futuro, igual que de personas como tu la libertad y los derechos de los que disfrutas.
Ahora descansa, mañana será otro día. Te levantarás de nuevo, abrirás los ojos, respirarás hondo y a luchar. De ti depende.


.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Relatos

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola!, soy Abuelohara.

Si te gustó leer este artículo, me encantaría que dejaras tu opinión o comentario.

Si quieres seguir en contacto, suscríbete a "Las cosas del Abuelo O'hara" y recibirás un aviso con el último artículo publicado en este blog.