Fotografía con rotula Gimbal Beike BK-45

Fotografía con rotula Gimbal Beike BK-45
Una cosa lleva a la otra y en esto de la Fotografía ocurre igual que en muchas otras cosas de la vida. Estuve más de tres meses buscando y esperando que Tamron dejara caer en Europa y más concretamente en España, su nuevo objetivo Tamron SP 150-600mm F/5-6.3 VC USD y cuando cayó en mis manos e hice las primeras salidas de caza fotográfica, eché de menos una buena rótula para el trípode.

Cuando comienzas a soñar con hacer buenas fotos de fauna o deportes con lentes de teleobjetivo grandes como el 150-600mm, surge la necesidad de un buen anclaje donde descansarlo y que goce de una buena libertad de movimiento para poder hacer un seguimiento de los sujetos sin movimientos bruscos y con la suficiente sujección. Se trata de la rótula tipo cardan, que para mi economía resultó ser la Gimbal Beike BK-45.

Nunca antes me había fijado en este tipo de rótulas basadas en una junta cardan (gimbal en inglés). Cuando comencé a ojear la web en busca de información, aparecieron de repente como esenciales para lo que yo y antes que yo muchos otros habían necesitado. No tiene ningún misterio, algo simple pero eficaz, un eje vertical y otro horizontal que pueden gestionarse por separado y que en conjunto hacen que podamos seguir a nuestro objetivo en ángulos imposibles con otro tipo de accesorios.

El resultado cuando tienes la cámara bien colocada, es que esta se encontrará alineada perfectamente con el centro de gravedad y el balanceo será tan suave que te parecerá mentira. El resultado es que el equipo queda perfectamente sujeto y podrás inclinarlo en cualquier postura sin prácticamente fricción, a diferencia de las rótulas convencionales que pierden el equilibrio al cabecear hacia arriba o hacia abajo.

Fotografía con rotula Gimbal Beike BK-45
Hasta que no tienes el equipo montado en la rotula Gimbal no entiendes esto con claridad. Prueba alguna si puedes o fíjate en los muchos vídeos que puedes ver en YouTube. El balanceo del equipo tiende a autoajustarse hacia el centro del eje del trípode y de este modo el equilibrio siempre es estable sin posibilidad de que vuelque. Que tranquilidad, verdad?.
Con las palancas y llaves de rotación, un leve apretón es suficiente para que el equipo quede sujeto en la posición que decidas.

Como es evidente, una rotula Gimbal ocupa un mayor volumen, pesa más y seguramente tiene un precio mayor que muchas otras, pero te puedo asegurar que merece la pena. Hay varios fabricantes de este tipo de rótulas que no son demasiado caros y por supuesto existe un clon que llega desde china en pocos días y con el que te puedes ahorrar unos buenos euros. En Ebay los tienes a buen precio.

El diseño puede parecer algo aparatoso, pero para sostener el equipo completo que en mi caso corresponde con una Nikon D7100 que en ocasiones acompaño con el Grip y además el teleobjetivo Tamron SP 150-600mm, debe ser lo suficientemente fuerte y robusto para sujetar el conjunto y permitir subirlo y bajarlo lo necesario sin modificar el centro de gravedad. Con un ligero toque a las tuercas de apriete podemos incluso moverlo con suavidad y que quede quieto cuando dejemos de aplicar presión. 

En las fotos que aquí os dejo podéis ver como el sistema es compatible con los trípodes normales y se puede comprar para 1/4 "o 3/8". Tiene una palomilla que permite desplazar el soporte de la cámara hacia arriba y abajo para modificar el centro de gravedad del equipo respecto del pivote central. El acabado es bastante correcto para el precio que tiene, aunque he tenido que engrasarlo un poco para que vaya aún más suave. Los materiales son agradables al tacto y muy sólida en el uso. Si la regulas bien, el equipo se queda apuntando hacia donde tú querías.

Fotografía con rotula Gimbal Beike BK-45
Otra ventaja más que evidente es que aunque se te olvide apretar la posición y sueltes el equipo, nunca volverá de forma brusca a su posición inicial y además al no voltear adelante o atrás, no te llevarás el susto del siglo al ver como tu trípode vuelca por el peso de la cámara. Apunta y dispara, muévete y vuelve a hacerlo, suelta la cámara y se quedará en su posición o como mucho volverá a su punto de origen. El Gimbal Beike es un excelente invento.

Pero todo no pueden ser ventajas. Tendrás que acostumbrarte a acarrear algo más de peso cuando salgas de caza fotográfica y debes también tener en cuenta que su volumen hará que el punto de colocación sea más alto de lo normal. Será en definitiva un equipo más aparatoso, aunque eficaz.
Cuando mueves la rótula, a veces el movimiento no es del todo suave y es posible que debas lubricar las juntas. Seguramente esto en los modelos que son mucho más caros no pase.

Espero que este artículo te haya servido de orientación.

Fotografía con rotula Gimbal Beike BK-45Descripción del Gimbal Beike BK-45

Rótula de tipo cardan. Rotación 360º.
Trípode Longitud: 210mm
Capacidad de carga: 8 kg
De 3/8 "tornillo en la base para el trípode
1/4 "rosca de tornillo en la placa de QR para la cámara
Peso: 1115g 

• Palanca vertical de ajuste de equilibrio con una brújula incorporada.
La abrazadera con cierre rápido de esta cabeza de cardan se puede mover para ajustar el desplazamiento hacia arriba o hacia abajo mediante el bloqueo de la palanca de ajuste de equilibrio vertical en sentido contrario a las agujas del reloj.
• Perilla de inclinación
El sistema de liberación rápida puede ser ajustado para 360 °.
• Palanca horizontal de ajuste del balanceo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Fotografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola!, soy Abuelohara.

Si te gustó leer este artículo, me encantaría que dejaras tu opinión o comentario.

Si quieres seguir en contacto, suscríbete a "Las cosas del Abuelo O'hara" y recibirás un aviso con el último artículo publicado en este blog.