Fotografía 2017


Estamos comenzando el año 2017 y tenemos la oportunidad perfecta para iniciar o cumplir propósitos pendientes. Al repasar las fotografías hechas durante el pasado año, creo que mis puntos de vista y mis objetivos han cambiado, bien por el hecho de estar aún conociendo este mundo o por probar diferentes campos y posibilidades con nuevas lentes.

Con diferencia, el proyecto al que más tiempo dediqué fue el de "Leganés en blanco y negro" sobre la historia de la ciudad. Un proyecto que comencé en octubre del 2010, al que aún hoy sigo incorporando fotografías compartidas por los vecinos de #Leganés.

A parte de este, si pudiera medir el tiempo dedicado a la fotografía, muy posiblemente la mayor parte fue para importar, etiquetar, georeferenciar y seleccionar las mejores imágenes para después trabajarlas y editarlas. Un trabajo que espero mejorar de salida, con un mayor esfuerzo pensando más y disparando menos. Más calidad y menor número de disparos.

Bastante relacionado con lo anterior, también me he dado cuenta de que me gusta mucho más disparar de cerca de forma más intima. Llenar el encuadre de lo que me gusta, decir algo con la fotografía y marcar más la sencillez o la claridad tanto en la toma como en lo que pretendo trasladar. Seguramente requerirá un mayor esfuerzo por mi parte en la preparación, pero doy por hecho que la satisfacción también será mayor. Como decía Robert Capa: “Si tus fotografías no son lo suficientemente buenas es por que no estás lo suficientemente cerca”.

Por último, me queda retomar varios proyectos fotográficos. Uno de ellos a medio plazo con la edición de algunos de mis "Poemas y fotografías" que a lo largo del tiempo he ido publicando. Otro de los proyectos a mucho mayor plazo es seguir viajando y al igual que lo hice el pasado año en Nepal o en la última de las escapadas, a la ciudad roja de Marrakech, seguir recorriendo mundo y abriendo fronteras en mi mente y en mis fotografías. 

Ambos proyectos para intentar desarrollar la mirada y el ojo fotográfico, superarme y crecer, para no caer en las fotografías de siempre y mejorar en lo posible el mensaje en cada una de ellas. Al fin y al cabo para eso son, una oportunidad excelente de comunicación, para acercarnos, seguir aprendiendo en este arte y compartir contigo si es tu deseo la practica de la fotografía.

De las fotografías de paisaje, de aves, con la utilización de objetivos de focales largas como el Tamron 150-600mm o el gran angular Tokina 11-16mm, un mayor número de fotografías han pasado a ser hechas con el Nikon 18-140mm, el espectacular Nikon 70-200mm y por supuesto con los reyes de las lentes, Nikon 35mm y 50mm de focal fija para los retratos de estudio. 
Parece que esta cuestión también evidencia un cambio en mi forma de ver y afrontar la fotografía. Saludos y buenas fotos a todos.

Propósitos 2017:

Fotografia-2017-AbueloharaDISPARAR MÁS CERCA
TRABAJAR EN RETRATOS
VIAJAR CON MI NIKON D7100
SALIR A CAZAR EL ATARDECER
PENSAR MÁS Y DISPARAR MENOS


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Fotografía

No hay comentarios:

Publicar un comentario

FancyTheme

¡Hola!, soy Abuelohara.

Si te gustó leer este artículo, me encantaría que dejaras tu opinión o comentario.

Si quieres seguir en contacto, suscríbete a "Las cosas del Abuelo O'hara" y recibirás un aviso con el último artículo publicado en este blog.