Donostia - San Sebastián

Donostia-San-Sebastian-FotografíasDonostia en euskera, San Sebastián en castellano para llamarla. Bella y elegante los adjetivos para distinguirla. Es un placer y un goce para los sentidos visitar esta ciudad bañada por el mar Cantábrico y atravesada por la Ría del Urumea y sus Puentes. Sus edificios, sus playas y sus gentes la convierten en la ciudad más elegante de Guipúzcoa. La Bahía de la Concha, su casco viejo con los bares de pintxos, el kursaal iluminado o sus montes Igueldo, Urgul y Ulía que rodean la ciudad harán que no olvides la visita.

Subir al Palacio de Miramar, desde donde la reina María Cristina gozaba de unas vistas preciosas de la bahía desde un bello edificio que le sirvió de residencia durante los veranos, es todo un lujo para la vista. Ver entrar desde aquí los veleros junto a la isla de Santa Clara, pasear por sus jardines o ver pasar a los visitantes de todo el mundo deslumbrados por el verde brillo del país vasco.

Donostia-San-Sebastian-FotografíasLos tres montes, Igueldo, Urgul y Ulía son su escolta. Desde lo alto de cualquiera de ellos las vistas son maravillosas. Hay quien dice que desde Igueldo pueden verse las mejores vistas del mundo, seguramente lo dijo alguien enamorado de Donostia y sea una exageración, pero desde luego merece la pena la subida en caminata o con el funicular para gozar de las vistas. Una vez arriba visitar el parque de atracciones o tomar un café en la terraza del hotel es obligado.

No dejes de pasear por los montes de Donostia, ver amanecer o atardecer, ve las luces de la noche desde lo alto en la ciudad de Donostia - San Sebastián, no tiene precio y no lo olvidarás. En Ulía, la senda de los acantilados que forma parte también del camino de Santiago, despertarás tus sentidos, caminarás por un bosque escuchando romper las olas contra la costa y podrás llegar hasta el singular puerto de Pasajes.

Donostia-San-Sebastian-FotografíasVerás desde el puerto de Donostia entrar y salir a los veleros y de vez en cuando "las traineras", donde los hombres retan al cantábrico hundiendo sus remos en las aguas de la Concha. En días de tormenta el malecón de la bahía protege a la ciudad de las inmensas olas que empapan todo y en los meses de verano son millones de turistas, como gotas de agua, los que pasean por él.

No vuelvas sin visitar sus parques, no te lo puedes perder. Aiete, Cristina Enea, Palacio de Miramar, Plaza de Guipuzcoa, y muchos otros que a tiro de piedra en un pequeño paseo o caminata podrás ver y no olvidarás. Alguno de ellos merece una visita específica. una mañana o una tarde para gozar de un entorno natural en la ciudad. En sus playas de arena. Ondarreta, Zurriola o la espectacular Concha podrás después descansar y tomar el sol.

La Isla de Santa Clara, en el centro de la bahía merece un paseo en barco desde el puerto. Fue declarada de Centro histórico de Interés nacional en los años 40 y puedes visitarla a pie llegando a la misma en barco o en alguna de las motoras que a diario prestan el servicio de transporte. A finales del siglo XVI sirvió para tener apartados de la población de San Sebastián a los enfermos de peste. Con bajamar tiene incluso una pequeñita playa.

Donostia-San-Sebastian-FotografíasLos grandes palacetes, construcciones emblemáticas y numerosos edificios religiosos salpican la ciudad y especialmente el centro y las estrechas calles de "La Parte Vieja", con puntos de obligada visita para reconocer la historia de esta ciudad.

La Calle 31 de agosto entre las diez calles más famosas del mundo o la Catedral del Buen Pastor, la Iglesia de Santa María y la de San Vicente, son algunos ejemplos. El Castillo de la Mota, el Puerto, el Paseo Nuevo con el Acuario o el Palacio de Miramar no deben faltar señalados en tu mapa turístico.

No me olvido de "El peine del viento". Aunque la ciudad está repleta de estatuas y preciosos edificios, la visita a una de las obras más famosas del escultor vasco Eduardo Chillida es obligada para sentir el mar, el viento, el sol y la tierra.

En algún sitio he leído que este conjunto escultórico de Chillida fue colocado allí por una poética razón:

"Para que el Mar Cantábrico se acicale un poco antes de ponerse a los pies de esta hermosa y elegante ciudad".
Donostia - San Sebastián".

Que ver en DONOSTIA - SAN SEBASTIÁN

Donostia-San-Sebastian-Fotografías








.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Viajes

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola!, soy Abuelohara.

Si te gustó leer este artículo, me encantaría que dejaras tu opinión o comentario.

Si quieres seguir en contacto, suscríbete a "Las cosas del Abuelo O'hara" y recibirás un aviso con el último artículo publicado en este blog.