TURQUÍA III - Hierápolis y Pamukkale


HIERÁPOLIS y PAMUKKALE.


Después del desayuno, de nuevo nuestro autocar, que ya se iba convirtiendo en un verdadero hogar y los que viajeros íbamos poco a poco haciendo grupo de charla y risas. Sería un día con un buen número de kilómetros de camino a Konya, aunque sin la parada en el monasterio de los Derviches por estar cerrado a las visitas durante las fiestas del Sacrificio. Erhan nuestro guía nos prometió entonces llevarnos a conocer la Mezquita de Isaberi de camino a Éfeso, la mezquita más longeva de Turquía.


El almuerzo fue en un restaurante de carretera que se llama Kirazlı Bahçe. Un lugar que no es famoso por sus comidas, aunque el servicio y el menú son muy correctos y el espacio bastante grande para las comidas en grupo.

Su popularidad la debe al "Maestro Nasreddin", un personaje mítico de la tradición popular sufí, especie de antihéroe del islam como si de Don Quijote se tratara, cuyas aventuras se cuentan en Egipto, Siria, Irán, Asia central, India, Pakistán, Turquía, Rusia e incluso Italia o Sicilia que custodia la entrada al recinto montado hacia atrás en su borrico.

Continuamos nuestros "10 días en Turquía" devorando kilómetros con alguna parada más. El tiempo y las nubes amenazaban lluvia durante la tarde, así que Erhan con acierto, decidió dejar para el día siguiente la visita. Pudimos ver con dificultad desde el autocar, a lo lejos, el Castillo de Algodón de Pamukkale y la silueta de Hierápolis.

Con la llegada al hotel Hierapark Thermal & Spa Hotel, mientras dejábamos las maletas abrió el cielo y el sol nos permitió, mientras caía la tarde, relajarnos en las piscina termal y al aire libre y probar los juegos de agua. Un rato estupendo que nos vino de perlas para olvidarnos del cansancio del camino.




Después de cenar, espectáculo de baile con la inestimable colaboración estelar de los miembros del grupo, lanzados a demostrar sus mejores dotes artísticas que quedaron para siempre grabadas en la retina y los móviles de todos los asistentes. Algunos no pudieron después conciliar el sueño y aún hoy no han superado totalmente ese difícil momento. jajaja. "En ocasiones la vida del turista puede ser muy dura".



HIERÁPOLIS y PAMUKKALE

A la mañana siguiente una nueva visita en nuestro viaje de "10 días en Turquía", la ciudad de Hierápolis con Pamukkale (Castillo de Algodón). En solo unos minutos se disiparon las dudas de si merece la pena o no recorrer tantos kilómetros hasta allí.

Pamukkale es toda una demostración natural con un buen número de cascadas blancas, terrazas y piscinas naturales formadas por piedra caliza y travertino en la ladera de una colina en la provincia de Denizli al sudoeste de Turquía, que eran muy conocidas en la antigüedad formando parte de la importante ciudad de Hierápolis.


Los griegos atribuían a sus aguas cristalinas algunas propiedades terapéuticas otorgadas por los dioses, Asclepio semidiós de la medicina y su hija Hygieia diosa de la salud, la higiene y la sanación bajo la protección de Apolo hicieron uso de estas aguas en su mejor momento.

Después, en la época moderna, siglo XX, la construcción de hoteles y la falta de cuidados casi acaba con su belleza hasta que en 1988 fue declarada Patrimonio de la Humanidad junto con Hierápolis y pasó a recuperarse poco a poco. En la actualidad debido a la escasez de agua, la dejan correr cíclicamente en cada una de las áreas.


Después de un paseo por las cascadas, caminamos hasta lo alto de la colina para ver las ruinas de la antigua ciudad helenística de Hierápolis. Una ciudad establecida alrededor de 180 a.C. que cayó repetidas veces con cada terremoto y que fue reconstruida tantas otras veces. Lo que más nos llamó la atención es su Teatro que está edificado en una pendiente del terreno y que tenía capacidad para 15 o 20 mil personas.



La zona cuenta también con los baños de "Antique Pool", una piscina de nueva construcción con el fondo lleno de restos de columnas y rocas de las construcciones de la zona. Cuenta con taquillas, vestuarios, baños y hostelería. Los ciudadanos polacos gustan de bañarse en este lugar que personalmente encuentro fuera de sitio y muy masificado.

En esta etapa de nuestros "10 días en Turquía", me quedo con los restos de Hierápolis y el Castillo de Algodón.



Viajes_fotografia_Turquia
Terraza con pequeñas lagunas naturales en la ladera de Pamukkale (Turquía)

Viajes_fotografia_Turquia
Restos de la ciudad de Hierápolis dispersos en las colinas de Pamukkale. Turquía.

Viajes_fotografia_Turquía
Restos de un majestuoso pórtico en la antigua ciudad de Hierápolis. Turquía

Viajes_fotografia_Turquia
Colina de Pamukkale (Castillo de Algodón) en la provincia de Denizli. Turquía

Viajes_fotografia_Turquia
Valle del río Menderes donde quedan recogidas las aguas que descienden de Pamukkale

Viajes_fotografia_Turquia
El teatro de Hierápolis año 60 d.C. con gradas para capacidad de 15 o 20.000 espectadores


Viajes_fotografia_Turquia




Continuar viaje:

ÉFESO


.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...