#AbortoLegal

By Fco. Cecilia - sábado, enero 18, 2014

#AbortoLegalHace unos días el gobierno del PP anunció su intención de reformar la actual Ley Orgánica 2/2010 de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, lo que en lenguaje de calle llamamos la Ley del Aborto. Es posible que como muchos españoles, les votaras en las últimas elecciones. Es incluso posible que estés de acuerdo con algunas de las decisiones que como gobierno han tomado desde entonces, hasta que veas bien algún que otro recorte, ¿pero esto?, esto ya, como vulgarmente se dice, pasa de castaño oscuro.

El gobierno del PP quiere modificar algo que estaba plenamente asumido por la sociedad y que con las modificaciones que plantea están suponiendo un motivo de enorme conflicto social, un ataque a la democracia, una lucha contra todos y todas para modificar la ley del aborto y cercenar los derechos reconocidos a las mujeres. Es posible que les votaras en las últimas elecciones, si eso hiciste debes saber que les pudiste votar, te dejaron decidir para elegirles pero no te dejaran decidir sobre tu propia vida, no te dejarán elegir si deseas abortar. De nuevo nos toca luchar por un #AbortoLegal.

No soy mujer, pero creo que esta modificación legislativa no solo les hace daño a ellas. Yo diría que nos hace daño a todos y todas, también al hombre. Se ha desatado un debate, una lucha en la que la mujer defiende su derecho a decidir sobre su cuerpo, una cuestión que debería ser indiscutible. Y yo me pregunto, ¿que ocurriría si al hombre nos recortaran algún derecho similar?. Aún hay quien no entiende que esta reforma nos afecta a mujeres y hombres. Si pisotean los derechos de la mujer, están pisoteando nuestros derechos, nuestras decisiones, nuestras conquistas sociales y democráticas...., las de todas y todos.

Si este rancio gobierno, con su cínico presidente a la cabeza aprueban la modificación, las mujeres volverán a sentir el horror que creíamos abandonado hace muchos años, pero debes también saber que tus derechos como hombre, como padre, se verán  también atacados. Quizá tuviste un desliz, no querías dejar embarazada a tu compañera, no lo decidisteis, fue solo sexo, un precioso momento..... pero tendrás que apechugar como antiguamente se decía, tendréis un hijo, tu y tu pareja, porque así lo decide el gobierno.
Dará igual que estés en desempleo, que aún no tengáis vuestro piso propio, que seáis novios o compañeros, da igual, lo dice el gobierno y punto.

Estáis pasándolo mal, os sentís destrozados, no sabéis como abordar la situación, sois mayores de edad, tu pareja se siente mal, esta deprimida, incluso puede que esté en peligro a causa del embarazo. A correr, a buscar dos médicos, distintos, que te hagan sendos informes y que no tengan que ver con la clínica que donde iréis de ser aprobada vuestra petición. 
Prepara dinero y tiempo, médicos, listas de espera, un mínimo de tres consultas, dos médicos que firmen a favor, responder a preguntas de unos y otros. Eso sí, suponiendo que no llegues a la consulta y el personal te diga que está en contra del aborto y no te atienden por creencias religiosas o cuestiones similares.

El día en que entre en vigor esta modificación legal planteada por el PP, también los hombres perderemos derechos, no te quepa duda. Ya nos podemos olvidar de planificar nuestro futuro en pareja, de decidir más o menos cuando tendremos los críos, de esperar hasta estar asentados económicamente.... La paternidad dejará de ser una opción, una posibilidad, para ser una obligación decidida por el gobierno.

Joder, ¿no te parece indigno el retroceso?. Tu pareja solo abortará si el feto sufre anomalías incompatibles con la vida y por supuesto que estén plenamente diagnosticadas y además si la muerte del feto o del nacido es previsible que se produzca en el periodo neonatal. Además, todo esto se debe solucionar antes de la semana veintidós de gestación, después de ese tiempo el gobierno lo sentirá mucho, pero no podréis hacer nada, ni tu pareja ni tu. Los derechos del no nacido, aunque tenga malformaciones que impidan que lleve una vida digna y que destroce las vuestras, estarán por encima de los vuestros, por decisión del gobierno del PP.

Hasta aquí como pareja. Ahora viene cuando modifican la situación legal para abortar en caso de violación. Solo será legal si la violación ha sido denunciada y durante las primeras doce semanas de la gestación. Esto es intolerable y penalmente discutible. El gobierno legislará para que una mujer cargue con la culpa y la responsabilidad de un embarazo como consecuencia de una violación. Si no denuncia por el motivo que sea, coacciones, amenazas, miedos, acoso, violación en el ámbito familiar, prostitución... será problema suyo. El gobierno decide y la vida de la mujer rota por imperativo legal.

En definitiva y sin enrollarme más, el gobierno del PP nos devuelve a una situación social en la que las mujeres perderán su derechos para decidir sobre su cuerpo, sobre su embarazo y nosotros como pareja, como corresponsables, tampoco podremos opinar, se acabó la planificación familiar. Solo nos quedan los anticonceptivos o el dinero suficiente para viajar, acompañar a nuestra pareja y llevarnos el mal trago fuera de casa, en manos de otros, porque en nuestro país nos niegan el derecho.

La mujer es, bajo mi punto de vista y a las pruebas me remito, infinitamente más responsable que quien nos gobierna y con una total capacidad para decidir sobre su propio cuerpo y su embarazo. Yo como hombre desde aquí mostrar mi indignación con las posibles modificaciones y mi apoyo absoluto a las movilizaciones que en defensa de los derechos de la mujer se están sucediendo.

Os dejo dos textos haciendo eco de diferentes manifiestos en defensa del derecho al aborto que desde luego comparto. Porque "Vosotras decidís" y además, espero para el uno de febrero poderme subir al "Tren de la libertad".  Mientras, podemos firmar contra la reforma de Gallardón y el PP aquí: #AbortoLegal



#AbortoLegalNOSOTRAS DECIDIMOS


PORQUE YO DECIDO.

Porque yo decido desde la autonomía moral,  que es la base de la dignidad de una persona, no acepto imposición, o prohibición alguna en lo que concierne a mis derechos sexuales y reproductivos y, por lo tanto, a mi plena realización como persona. Como ser humano autónomo me niego a ser sometida a tratos degradantes, injerencias arbitrarias y tutelas coactivas en mi decisión de ser o no ser madre.

Porque soy libre invoco  la libertad de conciencia como el bien supremo sobre el que fundamentar mis elecciones. Considero cínicos a quienes apelan a la libertad para restringirla y malévolos a quienes no importándoles el sufrimiento causado quieren imponer a todos sus principios de vida basados en inspiraciones divinas. Como ser humano libre me niego a aceptar una maternidad forzada y un  régimen de tutela que condena a las mujeres a la “minoría de edad sexual y reproductiva”.

Porque vivo en democracia y soy demócrata acepto las reglas de juego que deslindan derechos de pecados y ley de religión. Ninguna mayoría política nacida de las urnas, por muy absoluta que sea, está legitimada para convertir los derechos en delitos y obligarnos a seguir principios religiosos mediante sanción penal. Como ciudadana exijo a los que nos gobiernan que no transformen el poder democrático, salvaguarda de la pluralidad, en despotismo.

Porque yo decido, soy libre y vivo en  democracia exijo del gobierno, de cualquier gobierno, que promulguen leyes que favorezcan la autonomía moral, preserven la libertad de conciencia y garanticen la pluralidad y diversidad de intereses.
Porque yo decido, soy libre y vivo en democracia exijo  que se mantenga la actual Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo por favorecer la autonomía moral, preservar la libertad de conciencia y garantizar la pluralidad de intereses de todas las mujeres.



EL TREN DE LA LIBERTAD:


MIRA TU FUTURO
#AbortoLegal
Mira tu futuro. Hay en él una mujer con un embarazo no deseado. Quiere abortar, pero la ley castiga con tres años de prisión e inhabilitación al personal sanitario que realice una IVE. En España el aborto está, en la práctica, prohibido, y las clínicas para la interrupción voluntaria del embarazo han cerrado hace meses.

Has oído hablar de organizaciones sociales que, por convencimiento, clandestinamente, ayudan a las mujeres. Ella ha llamado al teléfono que tú le has conseguido. Pide una cita por teléfono a una voz desconocida, adelantando el motivo por el que llama. La voz desconocida resulta ser una mujer amable, un poco mayor, que le recomienda viajar al extranjero. Hacerlo en España no es seguro.

Tú aún no lo sabes, pero ella ha conseguido ya la dirección de alguien que puede practicarle el aborto en su ciudad, y no es caro. Quisieras decirle que no se someta a prácticas inseguras, pero, intuyendo tu opinión, no te ha dicho nada. Ella tiene miedo. Los días pasan y está cada vez más nerviosa. Tiene que decidir ya adonde va a ir.

Búscate en ese futuro. ¿Quién eres? Puede que seas la persona que la acompaña hasta la interrupción del embarazo. Has vivido su angustia y también tú has tenido miedo. ¿O eres la voz desconocida, que atendió su llamada desinteresadamente? Tal vez seas personal del servicio de salud y has tenido que negarle tu ayuda, aunque eso te repugna. ¿Eres su pareja? ¿Es ella tu hija? Tal vez seas la mujer que quiere decidir su futuro.

Podemos escribir esta u otras historias parecidas porque las hemos vivido muchas veces, durante la dictadura y hasta la despenalización parcial del aborto, en 1985. La verdadera capacidad de decidir de las mujeres y la seguridad jurídica para los y las profesionales no se lograron hasta el año 2010, con la aprobación de la ley de plazos.

Esta ley, la Ley de salud sexual y reproductiva y de interrupción voluntaria del embarazo, será derogada en pocos meses, si no conseguimos parar la decisión del Gobierno del PP. El futuro será, entonces, la repetición de un pasado que no esperábamos volver a vivir.

Por eso, vamos a aprovechar el presente, haciendo todo lo necesario para conseguir la retirada de la ley de reforma del aborto. No vamos a perder el tiempo porque, en solo unos meses, las mujeres perderemos el control de nuestra vida. Y algunas, como la protagonista de esta historia, pondrán en riesgo su vida y su salud, por evitarlo.

Vamos a actuar ya, y te pedimos que actúes, para no tener que buscarnos en ese futuro que no nos gusta, para no volver a vivir historias ya vividas. Para evitar el miedo, la injusticia y el abandono por las instituciones de las mujeres que tienen un embarazo no deseado y quieren abortar.

El día 31 de enero, a las dos, vamos a llenar un tren. El tren de la libertad saldrá ese día de Gijón, con todas las personas dispuestas a decirle NO a Gallardón. Y eso solo será el principio. Otros trenes en otros lugares de España se están organizando ya, llenos de ciudadanas y ciudadanos dignos. Mucho más dignos que nuestro Gobierno. Vamos a conseguir, con todo el esfuerzo que sea preciso, la retirada de la ley.

SÚMATE AL TREN DE LA LIBERTAD PARA CAMBIAR EL FUTURO. 
JUNTAS PODEMOS.    #AbortoLegal

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios