Te mando una sonrisa

By Fco. Cecilia - viernes, diciembre 03, 2010

Una sonrisa puede durar solo un instante, pero su recuerdo a veces es eterno. (Gandhi)

17 músculos en nuestra cara se flexionan para sonreír, se contraen cerca de la boca y alrededor de los ojos provocando en ocasiones un brillo especial en la mirada........... 
te_mando_una_sonrisa_foto_fco_cecilia
Sonrisa (foto: Fco. Cecilia)
Normalmente refleja placer, alegría, entusiasmo, y solo en la cara del irónico demuestra otra condición. La sonrisa no distingue de culturas, razas, sexos, religiones, tamaños...; no es una reacción que se aprenda sino que se nace con ella. Dicen que los niños que nacen ciegos sonríen nada mas nacer Varios estudios han demostrado que la sonrisa es una reacción normal a ciertos estímulos y ocurre independientemente de cuál sea la cultura. No es una reacción que debamos aprender, nacemos con ella y podemos hacerla desde el nacimiento, quizá sea una de las sonrisas más limpias. Incluso los niños que nacen ciegos sonríen desde un principio.
Científicos en diversos estudios aseguran que no solo la sonrisa cambia la expresión, sino que produce endorfinas y ciertas reacciones químicas en nuestro cerebro que nos aportan una sensación de bienestar.
Desde luego una sonrisa es barata, no cuesta dinero y poco esfuerzo puede representar un enorme bien para los demás y para uno mismo, todos la utilizamos cuando queremos manifestar nuestro agradecimiento y compartir con los demás nuestra alegría.
Espero que la sonrisa no caiga en crisis y sea una de las cosas que compartamos hasta conseguir un mundo más feliz. Comparto con vosotros un fragmento de un cuento que leí y me gustó. Espero que la sonrisa al final del mismo aparezca en vuestro rostro.

"...........Carla apareció cargando un gran saco.
- Aquí traigo toda la alegría que he recaudado en estos días -dijo sonriente.
Todos estaban expectantes, pero la niña no quiso mostrar el contenido del saco. En vez de eso, sacó una pequeña caja, tomó una cámara de fotos instantánea, y le entregó la caja a la maestra.         - Ábrala, señorita Elisa.
La profesora abrió la caja despacio y miró en su interior, y una gran sonrisa se dibujó en su rostro; en ese momento, Carla le hizo una fotografía. Luego le entregó la foto y un papel.
La maestra leyó el papel en silencio, y cuando terminó, señaló con gesto de sorpresa el gran saco.
- Así que eso es...
- ¡Sí! -interrumpió la niña, deshaciendo el nudo que cerraba el saco- ¡un gran montón de sonrisas!

Y del saco cayeron cientos de fotos, todas ellas de variadas y bellas sonrisas.
negro_y_blanco_foto_fco_cecilia
Sonrisas B&N. Foto: Fco. Cecilia
El resto de la clase lo dedicaron a explicar cómo a Carla se le había ocurrido iniciar una cadena para alegrar un poquito a las personas: en la caja sólo había una foto con una gran sonrisa, y todos, al abrirla, sentían la alegría que transmitía y respondían a su vez con una sonrisa, casi sin querer. Carla les sacaba una foto con su propia sonrisa, y les entregaba un papelito donde les pedía que hicieran lo mismo con otras personas, y le enviaran una copia de las fotografías a la dirección de su casa.
Y durante aquellos días y meses, el buzón de Carla no dejó de llenarse de las fotos de las sonrisas de tanta gente agradecida, ayudando a todos a comprender que el simple hecho de sonreír ya es un regalo para todo el mundo. (Autor: Pedro Pablo Sacristán)

  • Share:

You Might Also Like

2 comentarios

  1. El brillo en los ojos y una sonrisa enorme anunciaban unas notas en el primer trimestre que alimentaban un gran momento de satisfacción y felicidad.
    Enhorabuena, Alex.

    ResponderEliminar
  2. Si es que la sonrisa es el motor de nuestro alma

    ResponderEliminar