MACHISTA DE MIERDA

Machismo: "Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres"
Año 2007:   71 mujeres asesinadas.
Año 2008:   84 mujeres asesinadas.
Año 2009:   68 mujeres asesinadas.
Año 2010:   85 mujeres asesinadas.
Año 2011:   67 mujeres asesinadas.
Año 2012:   57 mujeres asesinadas.
Año 2013:   54 mujeres y 5 niños asesinados.  42 huerfanos.
Año 2014:   59 mujeres asesinadas.
Año 2015:   64 mujeres asesinadas.
Año 2016:   44 mujeres asesinadas
Año 2017:   ¿......? 


Parece que con estas cifras, lo primero que se pone en evidencia es la falta de eficacia de las medidas contra la violencia de género que en la actualidad están en marcha, o por lo menos la conclusión pudiera ser que no son todo lo eficaces que deberían.


El machismo, que define la RAE como la "Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres", es quizá la mayor de las imbecilidades que nuestra sociedad demuestra entre hombres y mujeres y su resultado más brutal son sus víctimas directas las mujeres, y con ellas los hijos, las familias y toda la sociedad al completo que ve como cada pocos días se destroza la igualdad delante de sus narices.

Hagamos un pequeño ejercicio, miremos las cifras y convirtamos cada número en una mujer, madre o no, pareja, estudiante, ama de casa, novia, todas con derecho a vivir, a soñar, a crear una familia si es que no la tienen, a la felicidad... y ahora a su lado imaginemos a alguien, un hombre, que considera que cada una de ellas son menos inteligentes que él, que cree que la mujer debe estar siempre por debajo del hombre. Imaginemos que el hombre que vive junto a estas mujeres cree que ella debe darle el disfrute, que es de su propiedad y depende de él. Ella debe criar a los hijos mientras él, su hombre, la mantiene.

Lo vemos claro?, bien, pues ahora unamos a ello que algunos aspectos de los sistemas educativos, la mayoría de las religiones en particular las monoteístas, excluyen de su jerarquía a la mujer y han inculcado tradicionalmente actitudes absúrdamente argumentadas durante muchos muchos años. Todo para ellos se basa en la fuerza bruta, en la necesaria energía varonil del que manda y posee.
Con estas cuestiones, que no son muchas, pero son claras, ahora podemos reconocer que la actitud en el comportamiento social del "Machista de mierda", es el de un asesino sexista cuando pasamos al plano de los actos concretos de prepotencia que se convierte en el asesinato.

Gráfico de asesinatos en España en el 2013, hasta el 23 de marzo.
Gráfico de eldiario.es
En el plano del trabajo social ante esta miserable situación que sufre la mujer, me gustaría plantear algunas cuestiones y algunas dudas: Por qué los continuos titulares de prensa lo primero que hacen es informar si la mujer asesinada denunció o no lo hizo?. La sola puesta en el escenario de esta pregunta puede dejar la impresión de que la mujer murió o fue asesinada porque no denunció, o dicho de otro modo, si hubiera denunciado no habría muerto. 
Esta semana, una mujer ha sido estrangulada delante de su hijo de cuatro años, existía denuncia y orden de alejamiento después de haber sido detenido por un delito de violencia de género que finalizó en enero. Algo falla.

La mujer en situación de acoso, de sufrimiento por la violencia que sufre, el menosprecio como persona y la convivencia con el "Machista de mierda" hace que sea muy difícil la denuncia y si además unimos que las medidas fallan en muchas ocasiones, las deja en un lugar de indefensión clara.
Porqué mujeres que han denunciado y en ocasiones varias veces, terminan siendo asesinadas? por qué se recortan los apoyos económicos y personales a las mujeres violencia de género?. Por qué la sociedad sigue tolerando en el fondo multitud de señales de comportamiento machista?....

El principal componente social para la violencia de género es sin duda la desigualdad en todos los ámbitos. Durante el último siglo hemos conseguido muchos avances en derechos de la mujer, pero el machismo sigue siendo una actitud muy presente en la sociedad. En cualquier clase social, en cualquier ámbito, las prácticas, conductas y creencias que discriminan y marginan a la mujer como elemento activo, están vivas.

La última fase del "Machismo de mierda" se concreta en la violencia física y psíquica contra las mujeres. Quizá no exista situación más denigrante para una persona, que la de ser maltratada, golpeada, vejada, acosada y finalmente asesinada por el hombre que ama o al que ha amado o mantiene relación sentimental.
Es responsabilidad de todos, de las administraciones, los gobiernos, los jueces y el entorno familiar y social. Es necesario detectar la violencia y luchar contra ella. Los cambios sociales no son ajenos a todo esto y mucho me temo que estas nuevas propuestas en educación que segregan por sexo y que vuelven a la diferenciación de tareas para unos y otros solo sean un respiro para que las actitudes y porqué no decirlo las educaciones machistas vuelvan al terreno de juego social.

Las leyes son absolutamente necesarias, pero además de promulgarlas, deben ser aplicadas y sino son eficaces, modificar lo necesario. La solución pasa por proporcionar a las mujeres las condiciones necesarias para "vivir" en igualdad y para ello es más que necesario educar en igualdad entre niños y adolescentes, compartir las tareas y reconocer la necesidad de la dignidad femenina no debe faltar en las aulas de los colegios y los institutos.

No lo dudes, la fase final del machismo es la violencia física y psicológica o la muerte.Los políticos igualmente deben poner su grano de arena en esta montaña para parar la sangría de la violencia machista y en eso están, pero como siempre y en casi todo sin ponerse del todo de acuerdo. Leer este interesante artículo de Esther Esteban "El machismo mata".  Espero que finalmente luchen juntos y no sea la medalla lo principal.

Es posible un mundo sin el "Machismo de mierda". Es necesario un mundo sin el "Machismo de mierda". Todos a trabajar, sin perder un segundo, les va la vida en ello, nos va la sociedad en ello.
El hombre y la mujer son distintos, diferentes. Esas diferencias se deben respetar y fomentar la igualdad en lo posible. No hay derecho a sufrir violencia por ser mujer.

5 comentarios:

  1. Ay abuelo...que bueno que existes, y no lo digo solamente porque seas un hombre que està contra la violencia de gènero, gracias a Dios hay muchos, sino porque lo gritas,lo escribes, lo firmas... Hoy decìa yo eso en mi pagina de Facebook, que URGEN hombres mas participativos, que no se conformen solamente con ser como se debe en sus entornos naturales, sino que deben MOSTRARSE MAS, aprovechar cualquier oscasion para criticar este horror,participar en marchas, escribirlo los que lo hacen , criticar de viva voz a los jueces que se pasan las leyes por el arco del triunfo, etc.etc. O SEA, QUE SE LES VEA Y OIGA... Mil gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya sabes que no me gusta callar. Que como tu y muchos otros gritamos bien alto contra las injusticias. La Igualdad es el fundamento y nadie tiene derecho a violentar y mucho menos asesinar a nadie. Esta lacra debe finalizar.
      Las lágrimas y el dolor de las mujeres, hijos, familia y amigos, no distinguen de fronteras o de idiomas.
      El dolor es de todos y la lucha debe ser lo también.
      Un abrazo fuerte y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Hoy es día uno de enero de 2014. Ya conocemos la mortal cifra y podemos retirar los interrogantes ¿?:
    48 mujeres y 5 niños en 2013, dejando 42 huérfanos consecuencia de la violencia machista.
    Hasta cuando?.
    Artículo de prensa en ABC. 01.01.14

    ResponderEliminar
  3. El machismo es una actitud ante la vida paternalista consistente en considerar a los demás inferiores y tratarlos paternalistamente, cumpliendole caprichos a la mujer o hijos y al día siguiente humillarlos con insultos o considerarlos incapaces de valerse por si mismos, ese es el machista, un tipo que puede ser padre pero que considera a sus hijos y mujer mierda inferior, y es un tipo con trastorno bipolar, cuando esta de buen humor todo es cojonudo y hasta te colma de regalos que maleducan, y cuando está de mala leche te humilla publicamente de palabra o bien llegando a las manos, no tiene por que ser golpes, simplememente te zarandea con actitud de autoritarismo. Tipos así son de los que rondan por los 60 años ahora en España y en la jubilación se quitan la máscara de progresía que tenían de más jovenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, Arturo.
      Estamos sufriendo un incremento en el número de casos de violencia hacia las mujeres y lo peor es que parece que nos vamos acostumbrando. Ya casi nos suena algo cotidiano que en las noticias nos informen del asesinato de alguna mujer a manos de su pareja. Algo no va bien, la sociedad debe despertar y trabajar en serio contra esta lacra.
      Saludos.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...