Subir al "Púlpito" - El Preikestolen

Fotografia-Norway-Abuelohara
Ha llegado el momento, han pasado cinco días y nuestro "Viaje a Noruega" estaba llegando a su final y como remate, el penúltimo día de visita habíamos decidido "Subir al "Púlpito". No podíamos considerar una semana de viaje por Noruega sin ver esta maravilla de la naturaleza, un balcón de más de seiscientos metros sin barandillas en uno de los miradores más curiosos y espectaculares del mundo.

Quedamos un grupo de turistas españoles en el hall del Scandic Stavanger City Hotel donde estábamos alojados desde la noche anterior. Desde allí caminando unos quince minutos nos trasladamos al puerto, punto de salida del Ferry de la Rodne Fjord Cruise que navegando por el precios fiordo de Lyse nos llevaría hasta el puerto donde desembarcar y coger un autobús hasta el área de recreo donde comenzaríamos el trekking o la caminata.
Fotografia-Norway-Abuelohara
Fotografia-Norway-Abuelohara

Es aconsejable que ya en el hotel o en la zona de descanso, revises los horarios de autobuses ya que aunque es constante a lo largo del día, su cadencia varía y por la tarde salen cada hora y deberás considerarlo para que todo vaya bien y llegues al ferry también a tiempo. En realidad es una ruta circular: Stavanger / Oanes / Preikestolhytta / Tau / Stavanger. Añado este pequeño mapa para que te sirva de guía.

Fotografia-Norway-AbueloharaLa primera parte de la excursión en el ferry por el Lysefjorden es preciosa. Desde que sales del puerto de Stavanger entre las pequeñas islas en el fiordo hasta que llegas al puerto de Oanes, el barco disminuye la velocidad y por megafonía van dando explicaciones de los lugares por donde pasamos.

Los más llamativos, la "Cueva de los vagabundos" y la "Cascada de Hengjanefossen" donde el barco dará marcha atrás lentamente para que la tripulación pueda llenar un cubo con las limpias aguas que caen de lo alto.

Fotografia-Norway-AbueloharaUna vez llegamos al área de descanso con el autobús, desde aquí cada visitante va a su ritmo y como es natural nos separamos. Alex mi hijo. Javier mi hermano y yo, cumplimos el objetivo y el sueño de alcanzar el Preikestolen disfrutando también del camino. Cuando bajamos, después de un merecido descanso con un café caliente en el restaurante, hicimos la bajada en autobús hasta el puerto de la aldea de Tau, desde donde navegamos hasta Stavanger.

A la vuelta, caminata desde el puerto al hotel y después de una ducha, devoramos una enorme hamburguesa hecha 100% de carne de res con foccaciabrød orgánico recién horneado (jugoso y sabroso pan hecho con aceite de oliva, pepinillo y romero) con queso, aros de cebolla y jalapeños, mientras reíamos contando las anécdotas y enseñando las fotos y vídeos a mi padre que con su mochila de 87 años tuvo que quedarse en el hotel.


EL PREIKESTOLEN

Fotografia-Norway-AbueloharaPreikestolen (en noruego nynorsk o Prekestolen), el "Púlpito", como se le conoce por su traducción es una formación rocosa en la costa sudoeste de Noruega. Se trata de un saliente que se asoma sobre el Lysefjord, con una caída vertical de 604 m. La meseta donde miles de personas nos hacemos las famosas fotos mide 25 metros cuadrados. Este saliente es medido cada año por el gobierno noruego porque desde el punto de vista geológico algún día caerá sobre el fiordo.

Lysefjord es uno de los fiordos más largos y estrechos del mundo. Justo debajo de los más de seiscientos metros del Preikestolen hay una profundidad de más de trescientos metros. Increíble. La explicación científica es que se trata de un valle tallado por un glaciar cubierto de agua salada. La versión de leyenda noruega dice que fue el Dios Thor al dar un golpe en la tierra noruega con la mano abierta. Sea como sea, el espectáculo de la naturaleza está servido.

Situado sobre el fiordo de Lyse (Lysefjord), lo más habitual es que se acceda a él desde la próxima ciudad de Stavanger en ferry al pueblo de Oanes, cuyo puerto se encuentra al otro lado del fiordo. Desde allí salen autobuses que en poco más de 20 minutos te llevarán hasta Preikestolhytta, un área de descanso e inicio del ascenso donde hay un restaurante, tienda souvenir, oficina de correos y baños. Esta zona está a doscientos metros sobre el nivel del mar y nuestro destino bastante más arriba.

LA TRAVESÍA

Fotografia-Norway-AbueloharaLa travesía comienza desde el área de descanso por un camino perfectamente señalizado donde verás el famoso cartel del PREIKESTOLEN por donde pasamos cada año unos 80.000 visitantes. Esta será probablemente la primera de las fotografías de la caminata para inmortalizar la hazaña. El camino inicialmente es de grava y no tiene obstáculos excepto el de su inclinación que sirve de aviso a los que con la alegría abordan la subida como un juego. Enseguida la falta de aliento nos hace considerar que abordamos una subida seria que requerirá de tranquilidad. 

Fotografia-Norway-AbueloharaCasi todo el mundo señala que el recorrido es de unas cuatro horas que incluyen dos de subida, media hora arriba y hora y media de bajada. Solo puedo entender que digan esto por la obligación que tienen los que acceden al "Púlpito" desde los cruceros o con excursión cerrada y tienen que hacerlo en tiempo récord para poder continuar el viaje sin demoras.

El camino se encuentra claramente balizado con unas marcas rojas en forma de T, abreviatura de Turistforetning y además el flujo de gente hacia arriba y abajo te acompañará todo el camino. No tiene perdida si no abandonas los senderos señalados.

Fotografia-Norway-AbueloharaNosotros subimos y bajamos en cinco horas y media y os prometo que si algún día vuelvo tardaré más, porque el espectáculo merece muchísimo la pena y porque sinceramente no es una subida o bajada para tomarla a broma y los tiempos de recorrido dependerán mucho de vuestra experiencia, de las condiciones climáticas y del tiempo que te quedes soñando en el mirador más espectacular del mundo. Contando con los ferry y los autobuses de subida y bajada, la escapada nos llevó prácticamente ocho hora o algo más, casi todas las horas de luz en Noruega. 

Hay tramos muy escarpados con escalones irregulares de rocas que representan una clara dificultad para subir y un peligro para el equilibrio y carga para nuestras rodillas al bajar. Subir al "Púlpito" (Preikestolen) no es un paseo de domingo y está en un nivel mucho mayor de dificultad. Aunque veamos en las fotografías niños pequeños o personas de avanzada edad que consiguen subir a diario, son excepciones y desde luego ya os digo que no pudieron gozar del paseo o las vistas lo recomendable, a no ser con mucha ayuda y cuidado de los demás del grupo y con mucho tiempo.

Fotografia-Norway-AbueloharaDeberás considerar también la climatología. La mayoría de las visitas se producen en los meses de verano con buena temperatura, pero muy habitualmente la niebla o la lluvia hacen sus visitas de forma inesperada y los resbalones estarán en el orden del día si no llevamos buen calzado y ropa. Además debemos ir ligeros de equipaje, la ropa de montaña o deportiva y el calzado de trekking o con suela que no resbale. Nada de tacones, chanclas o zapatillas lisas, una buena y ligera chaquetilla para el frío o la lluvia que te puedas quitar y poner con facilidad. 

Fotografia-Norway-AbueloharaPor el camino hay algunos lagos y multitud de riachuelos donde verás caer el agua de las rocas como un grifo natural. Muchos probamos el agua de la montaña y está perfecta, pero lo aconsejable es llevar alguna botella de agua, algo de comer y unos frutos secos (no te olvides de bajarte la basura) para el camino o para cuando estemos en el "Púlpito" descansando de la subida y disfrutando de las maravillosas vistas con la boca abierta y acelerados por el intenso momento. 

He leído muchos comentarios como "No lleves la enorme cámara reflex si no es absolutamente necesario". deja la "reflex en el hotel" y otros, considerando el peso un handicap importante para la caminata. Para mi la Nikon D7100 era imprescindible en la mochila para "Subir al Púlpito", en lo único que ahorre fue en el objetivo, únicamente el gran angular Tokina........., por supuesto también la cámara de acción y el móvil que formaban parte de mi "Equipo fotográfico para viajar a Noruega".

Fotografia-Norway-AbueloharaSiempre debe acompañarte la "Prudencia y el sentido común", hay tramos escarpados, difíciles y empinados que exigen una forma física idónea. Siempre puedes parar a descansar tantas veces como necesites, las vistas lo merecen y tus piernas y el corazón lo agradecerán.

Seguramente has decidido Subir al Preikestolen para asomarte al vacío a 604 metros de altura, tumbarte o sentarte en el borde. Recuerda, vas para asomarte, no para caerte. Nunca olvidarás ese momento, cuando solo un paso más, un metro más, te separan del desastre y de la caída pero estas viviendo intensamente y tu corazón hace por salirse del pecho empujado por la adrenalina. Será inolvidable, seguro. 


Fotografia-Norway-Abuelohara
Apunta en tu agenda...., tengo que hacer un "Viaje a Noruega".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Viajes

2 comentarios:

  1. Gracias por tu información/invitación, trataré de realizar esta excursión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudes en hacerlo. Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar

FancyTheme

¡Hola!, soy Abuelohara.

Si te gustó leer este artículo, me encantaría que dejaras tu opinión o comentario.

Si quieres seguir en contacto, suscríbete a "Las cosas del Abuelo O'hara" y recibirás un aviso con el último artículo publicado en este blog.