Siniestro ferroviario en Leganés

Un muerto y más de veinticinco heridos en Leganés. El accidente se produjo en la mañana del día 17 de abril de 1922, sobre  las nueve y cuarto. Menos de una hora después, los heridos en el siniestro ferroviario de Leganés, recibían el auxilio necesario de parte del hospital de Leganés y de la fuerza militar del acuartelamiento del regimiento de Asturias al mando del coronel Mario Muslera.
Siniestro ferroviario en Leganes. Abuelohara

Al poco, el juez de guardia de Getafe levantó el cadáver del vecino de Fuenlabrada, Eloy Ortiz, panadero de oficio, tomo declaración al jefe de estación de Leganés, al maquinista y al guarda agujas y auxiliado por peritos ferroviarios determino la causa posible del accidente.

A las once y media de la mañana, es decir un par de horas después del accidente, hizo presencia en el lugar de la catástrofe el gobernador civil, Sr. Bullón, que llegó en coche y entregó al alcalde D. Pablo Durán, la cantidad de 500 pesetas para la familia del muerto y después de hablar con los periodistas volvió a Madrid. El día 18 por la tarde estaba en servicio la vía siniestrada.

¿Que os parece? Como podéis comprobar, todo un ejemplo de eficacia y rapidez en el tratamiento de los siniestros y catástrofes, y sin necesidad de protocolos, procedimientos, etc. Heridos, traslados, colaboración de las instituciones, hospital, ejercito, ayuntamiento, justicia, funcionarios y trabajadores, vecinos, cargos públicos, beneficencia,.... Todo un ejemplo de trabajo y solidaridad al servicio del bien común. 

Actualmente, es posible llegar a todas partes del mundo con una noticia en pocos segundos, con ciento cuarenta caracteres en twitter o alguno más en facebook o cualquier otra red social. En 1922 el periodismo era otra cosa. El proceso por el que alguien recogía la información a partir de ciertos hechos, contrastaba la información in situ y publicaba lo más rápidamente posible incluso con fotografías, merecía un esfuerzo claramente considerable y diferenciador del que cualquier periodista puede necesitar ahora. Ahora tienes el perfil, tu foto,... antes ni colocaban tu nombre o la firma bajo el artículo de prensa.

Si a esta cuestión, añadimos que en la década de los años veinte, la radio iniciaba su andadura en los medios de comunicación, me imagino a ese periodista corriendo de arriba a abajo libreta y cámara fotográfica en mano con el lapicero en la oreja para dar la noticia lo antes posible. El suceso fue publicado al día siguiente en la edición de la mañana de algunos rotativos.

El artículo que aquí os traigo pertenece al periódico "La Vanguardia" y he consultado también los datos referidos por el periódico "ABC" que reseñó el suceso en las páginas 13 y 14 de su propia edición. Merece una mención especial el diario "LA VOZ", que como periódico independiente de la noche, publico la noticia sobre el accidente la misma noche del siniestro y todos los madrileños pudieron leerlo antes que en el ABC o la Vanguardia, por el precio de 10 céntimos de peseta.


Leganés era así en 1922......


Siniestro ferroviario en Leganés

En las primeras horas de la.mañana circuló en Madrid el rumor de que en la estación de Leganés había ocurrido una tremenda catástrofe ferroviaria.
Al saber la noticia los periodistas, acudieron a los centros oficiales, donde confirmaron que en efecto había ocurrido un descarrilamiento en la estación de Leganés, pero que la catástrofe no tenía las consecuencias que se suponía.

El ministro de la Gobernación manifestó que el alcalde de Leganés había comunicado al gobernador civil de Madrid, que en dicha estación había descarrilado un tren sin añadir más detalles. Por noticias no oficiales, creía, saber el ministro que en el suceso habían resultado un muerto y algunos heridos, pero no había referencias completas ni se sabia cuál era el tren descarrilado.

En vista de estas noticias, los periodistas se dirigieron apresuradamente a Leganés, donde les participaron que al entrar esta mañana en la estación el correo de Portugal núm. 1, descarriló todo el convoy, volcando la locomotora y quedando destrozados numerosos vagones, muchos de los cuales se empotraron unos en otros.
Rápidamente llegó un tren de socorro procedente de Madrid, comenzando los trabajos de salvamento y siendo retirados de entre los restos del convoy un muerto y unos 30 heridos, muchas de ellos graves. Estos fueron
trasladados al hospital de Leganés.

La hora en que ocurrió el siniestro fue la de las nueve y cuarto. El tren número 1, procedente de Valencia de Alcántara, donde trasbordan los pasajeros que llegan a aquella estación procedente de la frontera en el tren portugués, llegó a la estación de Leganés a la hora fijada en el itinerario de la Compañía.

A poco de tomar la aguja, el maquinista Manuel Lara y el fogonero Nicolás Palomo, notaron que el terreno cedía y la máquina iba empotrándose en tierra hacia el lado derecho, e inclinándose visiblemente hacia el mismo.
La sorpresa que ambos recibieron les tuvo confusos un instante, pero inmediatamente se rehicieron, y en vista del peligro que veían acercarse, frenaron rápidamente. Al frenar instantáneamente, los coches, con la velocidad adquirida, fueron chocando violentamente y montándose los unos sobre los otros El maquinista y el fogonero, que habían resultado ilesos, así como el personal de Correos que iba en el tren, se arrojaron inmediatamente a tierra.

Siniestro-tren-Leganes

Los primeros momentos fueron de gran confusión. El estupor de los viajeros y los ayes de las victimas se mezclaron con el ruido que producían las maderas de los coches destrozados al desplomarse. Entre las astillas y los hierros pugnaban los viajeros por abrirse paso.

El ruido del choque, que se percibió a larga distancia, oyóse también desde la estación y repuesto el personal que en ella había de la sorpresa recibida, acudió al lugar del suceso, siendo de los primeros en llegar el jefe de la estación, su esposa, un guardagujas, un factor, la esposa de éste y varios individuos que allá se encontraban, quienes se apresuraron a socorrer a las víctimas, auxiliados por los viajeros que habían resultado ilesos y por algunos vecinos y transeúntes que también acudieron.

Siniestro ferroviario en Leganés
Pronto corrió por la población la triste noticia, y el coronel del regimiento de Asturias ordenó que inmediatamente salieran fuerzas en socorro de los heridos. A tal efecto salió una compañía llevando varias camillas y material sanitario, yendo también con ella el médico del regimiento.
También acudió a la estación el médico de la Compañía, don Luís Atrelle.

Inmediatamente se comenzó a socorrer a los heridos, que trabajosamente iban extrayéndose de entre los restos del convoy, y practicadas a los más graves las curas de urgencia, fueron puestos en camillas y trasladados al cuartel.
A las diez y cuarto comenzaron a llegar las autoridades y entre ellas el gobernador civil de Madrid.

Acudieron también el subdirector de la Compañía, señor Cepeda, el director, señor Ortega, y el inspector del Estado, señor Soldevilla, quienes rápidamente practicaron una inspección para aclarar las causas que han motivado el incidente.








Este se produjo, según parece, por haberse roto un raíl, lo que produjo el descarrilamiento.
La máquina se halla caída hacia la izquierda y empotrada en tierra. Los dos furgones que la seguían volcaron hacia el mismo lado, y el segundo de éstos quedó casi con las ruedas en alto. Otro furgón grande, de equipajes, se hallaba también volcado, aunque sin sufrir desperfectos de importancia.
Detrás de este coche venía uno de segunda, que quedó hecho un montón de astillas y cuya parte delantera estaba metida materialmente bajo el furgón que le antecedía.

A continuación estaba el coche-correo que quedó intacto. Sufrió también destrozos enormes otro coche de segunda, de los nuevos, que iba detrás, y cuya parte delantera quedó hecha astillas y la posterior empotrada en un vagón de primera de los antiguos.
También quedó destruido otro vagón de tercera.
Mientras las autoridades, jefes y técnicos de la Compañía daban instrucciones, varios sacerdotes de establecimientos docentes y de beneficencia de Leganés asistían a los heridos.

Siniestro ferroviario en LeganésEntre los heridos se encontraba un pobre hombre que, sujeta una de sus piernas entre las astillas y hierros de un coche de los que mayores destrozos sufrieron, permanecía colgado.

Como la parte del cuerpo quedaba libre, el infeliz se movía y daba ayes de dolor demandando socorro y pidiendo que le facilitaran un hacha para cortar las maderas que le atenazaban la pierna. Así estuvo algún rato sin que nadie le hiciese caso ante la confusión de los primeros momentos. Por fin, un grupo de personas se acercó y pudo salvarle de aquella terrible tortura, siendo trasladado al servicio de urgencia, del cuartel de infantería.

El coronel del regimiento de Asturias, don Mariano Muslera, pidió a Madrid varios camiones de la Ambulancia de Sanidad Militar para que pudiera hacerse el traslado de los heridos a Madrid.
El gobernador estuvo a visitar a los heridos, interesándose por su estado y prodigándoles frases de consuelo.


Siniestro-tren-leganes

En el tren de socorro llegó a Leganés el administrador de Correos, señor Ballesteros, el segundo jefe de Cartería, señor Núñez, y el auxiliar señor Téllez, los cuales, ayudados por los oficiales ambulantes, trasladaron toda la correspondencia del tren siniestrado.
En el mismo tren se trasladaron a Madrid los viajeros que habían resultado ilesos y algunos de los que tenían erosiones y contusiones.

El tren de socorro entró en la estación de las Delicias a las doce de la mañana. Los heridos de consideración fueron trasladados esta tarde a Madrid en camiones automóviles de la Sanidad Militar y de la Beneficencia Municipal.

El juzgado municipal de Leganés instruye las oportunas diligencias, que se encargará de continuar el de instrucción de Getafe, al cual corresponde el municipal de Leganés.
El juez tomo declaración primeramente al maquinista y fogonero del tren, al jefe de la estación, al guardafreno y a cuantas personas creyó conveniente para esclarecer el suceso y depurar responsabilidades.
Después de tomar declaración al maquinista y al fogonero, dispuso que ambos quedaran detenidos, a dosposición del juzgado.

De la inspección ocular practicada en la vía, quedó demostrada la irresponsabilidad del guardagujas, pues la aguja estaba perfectamente colocada y el tren entró en ella con toda normalidad.
A simple vista pudo apreciarse que la causa del siniestro fue uno de los carriles, que estaba picado por debajo, y al entrar el convoy saltó, determinando el descarrilamiento.

El gobernador, hablando con los periodistas, manifestó que se tomarían disposiciones para depuración de responsabilidades.
La frecuencia con que ocurren siniestros de esta índole en dicha vía, obligará al Estado a intervenir de una manera eficaz.

(La Vanguardia - 18 abril 1920)

Siniestro ferroviario en Leganés

Otras historias de Leganés:



.

Alba ha muerto. Si ella luchó, yo también

La niña de Bansky
Si no deseas leer mi artículo, lo entiendo, pero mira directamente el vídeo, no te lo pierdas, espera y míralo entero. Quizá llores, eso es humano, es el corazón que revienta de solidaridad y sentimientos, fíjate como Alba sonríe y dime sino merece la pena luchar.

Nos cuesta mucho enfrentarnos al dolor, enfrentarnos a la enfermedad, en luchar contra el cáncer.

Siempre hay algún instante en que el recuerdo aparece, en que la luz se atenúa y nuestra mente no perdona y de nuevo convierte su imagen, su sonrisa, sus caricias, en nuestra única visión y revivimos otra puñetera vez aquella maldita ocasión en que la vida se escapó junto a alguien a quien amamos.

Hay muchos hombres y mujeres, muchos adolescentes, niños y niñas que cada día, cerca de nosotros, se encuentran inmersos en una batalla desigual. Vemos como de pronto, mientras tomamos un café, su risa se torna en mueca o su seriedad asoma con tristeza desde dentro sin que nosotros sepamos que ocurre. Es entonces, cuando mirándonos a los ojos, alguien nos dice que..... el cáncer les acorrala y que son tantas y tan profundas las emociones, tan intensa la lucha, que sin la ayuda de los demás no podrán resistirlo.

Ese es el momento en que nuestro apoyo, el de todos y todas, también el de la sociedad debe dar de si lo suficiente par vencer y si no se puede, para llegar al final con la cabeza alta sin abandonar la lucha contra el hijo de puta del cáncer y haciendo que nuestro amigo, familiar, padre, madre, hijo... se sienta amado por lo que es y no por la enfermedad que sufre.

No me enrollo más. Es que estos días en que mucha gente enseña el lazo rosa, me duele aún mas la hipocresía de aquellos que lejos de luchar sin límites, anteponen las necesidades y los intereses económicos a la vida y defienden las políticas miserables y en este caso asesinas de los recortes contra esta maldita enfermedad que es el cáncer.
Para ellos mis peores deseos en sus decisiones, que espero nunca se cumplan.

Dando un paseo por la red, tropecé con este vídeo que aquí os dejo y que os ruego veáis hasta el final. Unas imágenes y una música directa al corazón. Unos padres y una niña en la batalla contra el cáncer. Un amor maravilloso que siempre sobrevive. Siempre.



El 1 de agosto de 2013, a las siete de la tarde, Alba, una niña de cinco años, se marchó. Por la fuerza, derrotada por el cáncer que la persiguió sin tregua y por el que una familia entera abandonó todo para dedicarle todo el amor que merecía y que la hizo vivir feliz como podéis ver. Tenía 5 años, padecía un Sarcoma de Ewing y cada día dedicaba todas sus energías en acabar con la enfermedad. 
Alba se ha ido, pero aun muchos necesitan ayuda, la nuestra, la de la sociedad y también claro está la de estos políticos que deciden si continuar o no, si apostar o no en la lucha contra el cáncer.
Un beso, Alba.


Como entender,
Como soportar,
La muerte de un ser querido,
Como es un hijo.

Esta guerra empezó,
Cuando el cáncer apareció,
Y destruyó,
Todo lo que encontró.

Hija mía,
Te  extraño tanto,
Apenas tenías cinco años,
Cuando te fuiste de mi lado.

Más de un mes ha pasado,
Yo no logro superarlo,
Por eso escribo a diario,
Mis sentimientos frustrados.

No entiendo,
Porque dios o el destino es así,
Que permiten que la vida de niños inocentes,
Llegue a su fin.

Te extraño tanto,
Mi niña preciosa,
Tu presencia falta en la casa,
Tu hermana pequeña,
También llora tu perdida.

¿por qué murió papa?
¿Por qué no volverá?
Me pregunta tu hermana a diario.
Yo no se que contestar.

Desde siempre has sido muy valiente,
Ante este enemigo tan cruel,
A pesar de no tener una infancia normal,
Tu jamás borraste tu sonrisa,

Luchaste hasta el final,
Sin rendirte jamás.
¿Qué hacer mi amor?
¿Qué hacer ahora que no estás?
¿Cómo afrontar tu perdida?

Te hice una promesa,
No me olvido de ella,
Luchare por encontrar, una cura,
De este enemigo mortal.

Te amo princesa…
Papa




Otros enlaces en "Las cosas del Abuelo O'hara":

La leyenda de los candados (En Leganés)


Puente de los enamorados en Leganes"Y VOLVÍ A SONREÍR" en el puente de los enamorados de Leganés


Les vi llegar, como muchos otros, jugando, agarrados de la mano. Se les oía reír.  Ya era tarde y las luces del parque acababan de encenderse y abrían la penumbra que el sol dejaba al desaparecer. Se detuvieron en el puente, bajo la luz y entonces dejaron de reír y se miraron, desde lejos parecía que ambos dudaban, que eran conscientes de la importancia del momento y que el paso que iban a dar respondía a la promesa del corazón, ese que latía tan fuerte en su pecho, tanto, que cada uno creía que el otro sería capaz de oírlo.

En silencio fueron arrimando sus rostros, hasta besarse. Un beso largo con un abrazo intimo, desde dentro. Uno de ellos se agachó y colocó algo que no llegaba a ver en la barandilla, después se volvieron ambos hacia el agua y de sus manos que mantenían juntas dejaron caer algo que no pude ver, pero que brilló antes de desaparecer en el agua, un brillo que también percibí en sus ojos cuando de nuevo se miraron.

En ese momento no pude comprender totalmente lo que habían hecho y pensé que seguro era una chiquillada ya que casi de inmediato, después de otro beso, esta vez más corto, salieron corriendo y saltando de nuevo de la mano, girando y bailando, deteniéndose y besándose cada tanto, como locos de amor... hasta desaparecer.

La curiosidad me venció y me llevó al lugar bajo la luz de la farola para intentar aclarar y comprender lo que había visto. Fue entonces cuando vi algunos candados en la barandilla, algunos con varios nombres escritos, otros con mensajes y frases cortas de amor y entonces entendí. Había presenciado desde la distancia, la leyenda de los candados, la promesa que dos chiquillos enamorados habían firmado son su corazón para siempre. Era fácil pensar que aquello que arrojaron al lago era la llave, para que su candado no fuera abierto y su promesa no se rompiera con el tiempo.
Puente de los enamorados en Leganés
Era el lugar, era la leyenda cumplida, el puente de los enamorados, cerca de casa, en Leganés, sin tener que viajar al extranjero, el candado era fácil de conseguir y sabía los pasos que dar.... No me quedó otra que sonreír, jajaja, estaba solo y solo podía besarme a mi mismo o a la luna. jajaja.

Se hacía de noche y el fresco me acompaño a casa con las manos en los bolsillos pensando en comprar un candado, no muy grande, lo suficiente para que se vean las letras que debía pensar bien en poner, pero que no pese demasiado para llevarlo encima, no vaya a ser que la próxima vez que pase por ese puente, esa vez de tu mano, lo que me falte sea el candado.

Jajajaja, y volví a sonreír como un tonto..., como un enamorado...., mientras caminaba de camino a casa pensando en cumplir lo más pronto posible "la leyenda de los candados".

Tanto si te gustó como si no, deja tus comentarios, me ayudará para la próxima vez. 
Ah! y no olvides tu candado..... jajaja.

Tengo ganas de ti - Federico Moccia (fragmento)

Tengo ganas de ti_Federico Moccia
TENGO GANAS DE TI (Federico Moccia)

Fragmento del capítulo 49. Los enamorados depositan un candado en el puente Milvio sobre el río Tíber sellando su amor para siempre.... El relato a partir del que se construye la leyenda.


"-¿Qué pasa?, ¿ahora te haces la culta? 
-¡Soy culta! Sobre muy pocas cosas, pero lo soy. Como por ejemplo ésta, ¿quieres escuchar la leyenda o no? 
-Antes quiero un beso. 
-Vamos, escucha... Es una historia preciosa. 

Gin se vuelve y resopla. La abrazo por la espalda. Nos apoyamos en el pretil y miramos a la lejanía. Algo más allá hay otro puente, el de corso Francia. Me pierdo con la mirada. Y ningún recuerdo altera este momento. ¿Incluso los fantasmas del pasado saben respetar determinados momentos? Parece ser que sí. Gin se deja besar.

Debajo de nosotros, el Tíber, oscuro y lóbrego, discurre silencioso. La luz débil de la farola nos ilumina ligeramente. Se oye el lento chaparrear del río en los diques. Su curso se rompe de repente alrededor de las columnas del puente. El agua gorjea, se levanta, rebulle, barbota. Después, inmediatamente después, se une otra vez y sigue en silencio su carrera hacia el mar. 

-¿Me la cuentas o no? 
-Ésta es la tercera farola que da al otro puente... ¿Ves eso de ahí?
-Sí... Me parece que alguien se ha equivocado atando la motocicleta...
-Pero ¿qué dices, tonto? Es el «candado de los enamorados». Se engancha un candado en esta cadena, se cierra y se arroja la llave al Tíber.
-¿Y después?
-Ya nunca te separas.
-Pero ¿quién inventará esas historias?
-No lo sé. Ésta existe desde siempre, la refiere incluso Trilussa.
-Te burlas de mí porque no lo sé.
-Es verdad... Lo que ocurre es que tienes miedo de poner un candado.
-Yo no tengo miedo.
-Eso es de un libro de Ammaniti. Tengo ganas de ti
-O de una película de Salvatores, según se mire.
-De todos modos, tienes miedo.
-Ya te he dicho que no.
-Claro que sí, y te burlas porque no tenemos un candado.
-Quédate aquí, no te muevas. Vuelvo al cabo de un minuto con un candado en la mano.
-¿Y eso de dónde lo has sacado?
-Mi hermano. Lleva un candado con una cadena para bloquear el volante.
-Claro, no se le puede ocurrir que sea su hermano el que le mangue el coche.
-Tú eres tan responsable como yo. Además, aún me debes veinte euros.
-Tacaño.
-¡Ladrona!
-Pero ¿qué dices? ¿Qué quieres?, ¿el dinero del candado? Si quieres, al final pasamos cuentas...
-Entonces me deberás demasiado.
-De acuerdo, basta, dejémoslo ahí. Entonces, ¿vas a hacerlo o no?
-Claro que sí. 

Pongo el candado en la cadena, lo cierro y saco la llave. La mantengo un momento entre los dedos mientras miro a Gin. Ella me mira.Me desafía, me sonríe y levanta una ceja.
-¿Y ahora? 

Cojo la llave entre el índice y el pulgar. La dejo colgar un poco más, suspendida en el vacío, indecisa. Después, de pronto, la suelto. Y vuela hacia abajo, patas arriba en el aire, y se pierde entre las agua del Tíber.
-Lo has hecho de verdad...Gin me mira con aspecto extraño, soñador, incluso un poco emocionada.
-Ya te lo he dicho. No tengo miedo.

Me salta encima, a horcajadas, me abraza, me besa, grita de alegría, está eufórica, está loca, está... Está preciosa.
-Eh, eres demasiado feliz. ¿Acaso funciona de verdad esta leyenda?
-¡Tonto! 

Y echa a correr, gritando en el puente. Se cruza con un grupo de hombres. Tira del abrigo del más serio, lo hace girar sobre sí mismo y casi lo obliga a bailar con ella. Luego se marcha corriendo otra vez, mientras los demás se ríen. Empujan bromeando al tipo, que se ha enfadado y quiere reñirla. Paso cerca del grupo y me encojo de hombros. Todos comparten la felicidad de Gin. Incluso el tipo serio al final me sonríe. Sí, es verdad, es tan guapa que todo el mundo, al verla, no puede evitar sonreír."

El libro "Tengo ganas de ti",  puedes descargarlo AQUÍ 

El Puente de los enamorados en el mundo (Fotografías)

En todas partes del mundo, donde menos lo esperes, habrá un lugar donde dejar tu sello de amor. La leyenda de los candados, conocida por jóvenes de multitud de países añaden un toque romántico a multitud de espacios en todo el mundo. Aquí puedes ver algunas fotografías como ejemplo.

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Fotografia del puente de los enamorados en el mundo

Otros enlaces:

El puente de los enamorados en Leganés (Fotografías)

Puente de los enamorados en Leganés

EL PUENTE DE LOS ENAMORADOS de LEGANÉS

Son muchos los lugares donde los enamorados, a escondidas, en la sombra, en la intimidad, alejados de las calles, a las afueras del pueblo o la ciudad, desde que el amor existe, han sellado con un beso y se han prometido amor eterno. Desde hace unos años también, inspirados en los protagonistas de la novela de Federico Moccia "Tengo ganas de ti", los puentes han comenzó a atraer el interés de los enamorados, que usan las farolas o las pasarelas sobre el mismo para colgar candados como señal de amor.
En el ritual, la pareja se besa, sujeta el candado a la farola, la cadena, el pasamanos.... y luego arroja la llave al agua, de forma que nunca la pieza que sella su amor, pueda ser abierta.
Siempre han existido leyendas de amor y no dejan de surgir como nuevas cada cierto tiempo. Ahora la historia de los candados de Roma, llega a Leganés y en el puente de Polvoranca dicen que se acercan las parejas y se las ve besarse bajo la luz de la farola antes de colocar su candado. Son muchos los enamorados y aún pocos los candados, pero se empezó desde la nada y el final será el que la leyenda y el destino quiera.
La tradición comenzó en este siglo, en Roma, en el Puente Milvio, sobre el rio Tíber y pronto llegó a París sobre el Sena, en la Pasarela Léopold Sédar Senghor. Esta nueva manera de prometerse el amor, ha llegado también a muchos otros rincones del globo, Sevilla, Bruselas, Kiev, Vilnius, Florencia, Verona, Venecia, Zaragoza, Madrid, Napoles e incluso ciudades asiáticas y chinas.
La imaginación y el diseño van haciendo en algunos casos que junto a los candados aparezcan fragmentos del velo de la novia, de la corbata del novio u otros objetos, flores y textos que identifiquen y personalicen el detalle y la firma de los enamorados.
La leyenda ha llegado al parque de Polvoranca en Leganés, ya podemos ver en sus barandillas una buena cantidad de candados que simbolizan el amor o la amistad de parejas, de padres e hijos... y de muchas otras personas que se muestran y se prometen amor. Mensajes como "Siempre juntos", "te amo", que suelen escribir tanto aquí como en cualquier parte del mundo, con distinto idioma, pero con el mismo sello: Ese maravilloso beso que nunca olvidaremos en nuestro puente de los enamorados.
Si el candado es para tu enamorado o enamorada, chico, chica, parejas, tríos, grupos y también para el mundo entero, no dudes en mandar tu foto del candado y si quieres algún texto. Verás aquí tu candado, junto al de otros tantos enamorados en Leganés.

Puente de los enamorados en Leganes

Puente de los enamorados en Leganes
  
Puente de los enamorados en Leganes

Puente de los enamorados de Leganes

Puente de los enamorados en Leganés


Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés
  
Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés


Puente de los enamorados en Leganés

Puente de los enamorados en Leganés


Puente de los enamorados en Leganés



Si colocas tu candado envíame las fotos y las pondré aquí si tu quieres. Si además quieres mandar una frase corta, también puedes hacerlo.       El amor es así.....

Envía tu candado y tu texto AQUÍ. y aparecerá en esta noticia.
La leyenda del candado ha llegado a Leganés (Relato)

El beso. Canción y fotografías

El beso. Canción y fotografíaEl beso













Pablo Neruda decía: "En un beso sabrás todo lo que he callado". Tantos son nuestros silencios en nuestras relaciones, en nuestros amores, que quizá el beso sea la forma mejor de transmitir lo que deseamos y como nos sentimos.

La poesía en ocasiones, las canciones en otras, o la fotografía quizá, nos pueden acompañar en la explicación, y si estas letras o la música no te valen, guarda silencio y besa.

No dejes de hacerlo, ese momento no volverá a presentarse de igual manera. Primero, como casi siempre sucede, besa con la mirada, después .........


EL BESO

Si un mar separa continentes
Cien mares nos separan a los dos.
Si yo pudiera ser valiente
Sabría declararte mi amor...
Que en esta canción derrite mi voz
Así es como yo traduzco el corazón.

Me llaman loco
por no ver lo poco que dicen que me das.
Me llaman loco
por rogarle a la luna detrás del cristal.
Me llaman loco
si me equivoco y te nombro sin querer.
Me llaman loco
por dejar tu recuerdo quemarme la piel.

Pero si yo pudiera darte el beso
Sabrías cómo duele este amor
Y podré invertir el universo
Para quedarnos en la nada tú y yo.

Si acaso te vas
Sin poderte tocar
Me veo de nuevo dando de qué hablar.

Me llaman loco
por no ver lo poco que dicen que me das.
Me llaman loco
por rogarle a la luna detrás del cristal.
Me llaman loco
si me equivoco y te nombro sin querer.
Me llaman loco
por dejar tu recuerdo quemarme la piel

Para mi locura no existe una cura que no sea tu boca
Que hable el mundo
Que yo me derrumbo si te marchas sola.

Me llaman loco
por no ver lo poco que dicen que me das.
Me llaman loco
por rogarle a la luna detrás del cristal.
Me llaman loco
si me equivoco y te nombro sin querer.
Me llaman loco
por dejar tu recuerdo quemarme la piel.

(Pablo Alborán)


Aquí puedes escuchar la canción


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...