PARQUE CENTRAL. El jardín de los olvidados.

Parque Central. El jardín de los olvidados. AbueloharaHoy os traigo otro de mis lugares preferidos de paseo, otro de los parques públicos de Leganés. Un espacio recuperado para uso de todos los vecinos y vecinas, con una historia detrás muy importante.
Antes de poder ser disfrutado por todos nosotros, fue lugar de paseo de "dementes", así les llamaban cuando eran jardines pertenecientes a la "Casa de Salud Santa Isabel" fundada en tiempos de Isabel II. El Parque Central, el jardín de los olvidados.

Hace más de 150 años un tranvía inaugurado en 1877 unía Leganés con el barrio de Carabanchel (Madrid) y las familias de postín madrileñas dejaban a sus familiares algo idos, en las "casas de reclusión" de Santa Isabel. En aquellos años comenzaban a olvidarse prácticas como el encierro continuo, la dureza del trato, los golpes, los grilletes y las cadenas. Por aquellos años los enfermos mentales paseaban por los jardines, quien sabe pensando en que cosas (*).

De aquellos años en los que las fotografías eran en blanco y negro, quedan algunas reseñas que están recogidas en los álbumes de Leganés b/n. Una de las fotografías representa el paseo de los enfermos en los jardines aquí, y ya en los años setenta otras fotos de los trabajadores y del patio interior. No dejes de verlas y te harás una idea de como era Leganés en esos años.


Don Benito Pérez Galdós, describía el hospital psiquiátrico de Leganés en el año 1881 así:


Parque Central. El jardín de los olvidados. Abuelohara.
"Cualquiera que despertara súbitamente a la razón y se encontrase en el departamento de pobres [1], entre turba lastimosa de seres que sólo tienen de humano la figura, y se viera en un corral más propio para gallinas que para enfermos, volvería seguramente a caer en la demencia, con la monomanía de ser bestia dañina (...) 
¡En aquellos locales primitivos, apenas aún tocados por la administraciónreformista, en el largo pasillo, formado por la larga fila de jaulas, en el patio de tierra, donde se revuelcan los imbéciles y hacen piruetas los exaltados, allí, allí es donde se ve todo el horror de esa sección espantosa de la Beneficencia, en que se reúnen la caridad cristiana y la defensa social, estableciendo una lúgubre fortaleza llamada manicomio, que, juntamente, es hospital y presidio! (...) Dos loqueros graves, membrudos, aburridos de su oficio, se pasean atentos, como polizontes que espían el crimen. 
Son los inquisidores del disparate (...). Carcelero-enfermero, es una máquina muscular encargada de constreñir con sus brazos al rebelde y al furioso; tutea a los enfermos, les da de comer sin cariño, los acogota si es menester, vive siempre prevenido contra los ataques, carga como costales a los imbéciles, viste a los impedidos; sería un santo si no fuera un bruto. El día en que la Ley haga desaparecer al verdugo será un día grande si la caridad hace desaparecer al loquero”



Otra ilustre anotación en la historia de estos jardines, el hospital de Santa Isabel y la ciudad de Leganés, es una de mis novelas preferidas: "Los renglones torcidos de Dios" de Torcuato Luca de Tena. Una novela en la que su protagonista, Alice Gould es ingresada, no se sabe si injustamente o como consecuencia de un grave y peligroso trastorno psicológico. Por cierto, estupenda novela que os recomiendo y en la que están plasmadas con magnifica habilidad las vidas de los más desventurados errores de la naturaleza (así denomina a los enfermos en el preámbulo del libro).

Algo más de cien años después, en 1985, más de 250 personas sin más patología que el abandono, la pobreza, la vejez o la falta de luces, levaban 20, 30 o 60 años encerrados entre los muros de esos edificios. En 1986 se inició el cambio para transformar el hospital psiquiátrico de Leganés, en 1991 se cierra el último de los pabellones en el que habitaban pacientes mentales y los jardines del antiguo hospital se convirtieron en jardines municipales. Fue tomando forma lo que hoy es el "Parque Central".

Parque Central. El jardín de los olvidadosHoy el ciudadano puede atravesar los cerca de 50.000 metros cuadrados que ocupaban las zonas de paseo del manicomio, del Parque Central, jardín de los olvidados. El pueblo de Leganés recuperó definitivamente los jardines en el año 2000 para disfrute de todos, un espacio importante e histórico en su centro urbano.

El Parque Central está situado en el Paseo de Colón, frente a la casa consistorial sede del Ayuntamiento de Leganés. En este parque destaca un canal central, con pequeñas fuentes, que en la actualidad, quizá por los recortes o por la subida del recibo de la luz, solo funciona a determinadas horas del día. Un pequeño espacio en su interior está dedicado a Pablo Iglesias, que cuenta con un pequeño monumento en la zona estancial junto a un área infantil.

Un pequeño parque para pasear. Otra de las zonas verdes de Leganés que poder visitar y refrescar los pulmones y los pensamientos, quizá pensando en cuantas almas han depositado su historia y sus años de encierro en esos mismos jardines. Quizá recordando desde el Parque Central, el jardín de los olvidados.

*Algunos de los datos del hospital, han sido recuperados del informe de Manuel Desviat "Del Manicomio al Área de Salud"

Enlaces:     Los renglones torcidos de Dios (descargar el libro)

2 comentarios:

  1. Anónimo4/8/13 20:05

    Desgarradora descripciòn la que hace este insigne canario del que me siento tan orgullosa... Y creo, sin temor a equivocarme, que en algunos lugares del mundo, poco ha cambiado...

    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si nuestros políticos tuvieran la mitad de clase que tenían nuestros literatos, el futuro estaba resuelto. Magnifico, Benito Pérez Galdos.
      Un abrazo.

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...