MÁXIMO PLACER VI - La siesta

De nuevo he elegido un gato para explicar una nueva propuesta de máximo placer. Seguro que le gusta a mi amiga Raquel.
¿Las razones?, fácil: Pueden dormir la siesta sin dar explicaciones, sin pedir escusas, sin horarios, solo por el placer de sentir el sol a través de los cristales calentándoles la tripa.
Dormir una siesta puede ser un gran placer y una buena manera de ponerse al día con el sueño atrasado, aumentar la productividad y ser más creativos, pero sobre todo para contrarrestar el estrés diario.
maximo-placer-la-siesta
Los estudios han demostrado que la costumbre de echarse una siestecita puede reducir el riesgo de morir de una enfermedad del corazón. Esto unido a las siete vidas que tiene un gato, puede considerarse una verdadera ventaja. Gatos que viven como perros y duermen como marmotas. Lo dicho, máximo placer.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Sexo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola!, soy Abuelohara.

Si te gustó leer este artículo, me encantaría que dejaras tu opinión o comentario.

Si quieres seguir en contacto, suscríbete a "Las cosas del Abuelo O'hara" y recibirás un aviso con el último artículo publicado en este blog.